En contra de la tendencia mundial, en México se realizó el festival Vive Latino

Mientras se cancelan festivales y eventos masivos para evitar la propagación del coronavirus, en México se realizó este fin de semana con total normalidad el festival Vive Latino, lo cual causó grandes críticas. Los organizadores decidieron hacer caso omiso a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y siguieron adelante con los shows, entre medidas de higiene y también desinformación de varias de las 70.000 personas que decidieron asistir.

   “Yo creo que esta pandemia mundial no tiene los niveles de emergencia que nos están diciendo. Creo que va más allá de nuestro conocimiento, está a nivel de los gobiernos. Yo vivo la vida como la he vivido siempre y no he cambiado nada ante la alerta de pandemia”, dijo a la agencia Efe Carlos, uno de los asistentes. A continuación, Carlos cruzó la puerta de entrada a la XXI edición del festival de rock más importante de Latinoamérica, donde comprobarían no sólo su ticket, sino también su temperatura con un termómetro láser.

   Miles de fanáticos acudieron a disfrutar de Guns N’ Roses, The Cardigans, Mon Laferte y Vicentico, pese a que más de una docena de artistas de los 84 programados cancelaron su actuación.

   Muchos espectadores entraron con barbijo y atendieron a las recomendaciones de la organización del festival, que indicó en las pantallas gigantes la necesidad de desinfectarse las manos regularmente, toser dentro del codo y no establecer mucho contacto físico.    

   Tras acordar con la Secretaría de Salud Pública capitalina que el Vive Latino seguía adelante, 92 paramédicos, 10 médicos y 8 carpas sanitarias aseguraron la viabilidad del festival, lo que para algunos miembros del público fue más que suficiente.

   Diego, otro asistente, añadió que le gustaría “que no hubiese tanto pánico”, ya que “12 casos entre millones no es mucha cosa”. En realidad, según los datos proporcionados por la Secretaría de Salud mexicana, solamente en México hay ya 41 personas contagiadas.

   A pesar de los miles de asistentes, muchos otros se quedaron en sus casas, y Twitter reflejó su frustración por perder el dinero de las entradas o simplemente por querer protegerse a sí mismos y al resto. Muchos usuarios se quejaron de que se cancelen eventos en todo el país —y en todo el mundo— y éste no, según ellos, por el enorme interés económico.

   Entre los eventos masivos que se pospusieron está el festival Pa’l Norte de Monterrey, en el norteño estado de Nuevo León, que estaba programado para el 20 y 21 de marzo, y al final se suspendió el sábado. A nivel mundial se han cancelado festivales musicales de la talla del Coachella, en la costa oeste de Estados Unidos, que se pospuso hasta el otoño boreal.

El Lollapalooza, en noviembre

El Festival Lollapalooza Argentina fue reprogramado para realizarse los días 27, 28 y 29 de noviembre de este año, y se hará en el Hipódromo de San Isidro, su sede natural. Así lo confirmó la productora DF Entertainment. El festival iba a realizarse el 27, 28 y 29 de marzo próximos, pero la suspensión de los eventos masivos por el coronavirus cambió los planes. DF también informó que los headliners Guns N’ Roses, Travis Scott y The Strokes están confirmados para tocar en las nuevas fechas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =