La causa por las quemas en islas recién tiene sus primeros imputados

La Justicia federal de Entre Ríos individualizó a cinco propietarios.

Luego de un largo período sin muchos avances, la Justicia federal de Entre Ríos imputará a cinco personas por los incendios en las islas frente a Rosario que están provocando nuevamente que la ciudad padezca una gran presencia de humo y mucho malestar en la población. Todos son propietarios y serán acusados por presunta violación a los artículos 186 y 194 del Código Penal (incendio intencional y entorpecimiento de medios de transporte), y la ley 24.051 de residuos peligrosos. Hasta el momento, solo se habían recabado titularidades registrales sobre lotes donde se habían producido incendios, pero esta semana hubo novedades.

   La Municipalidad impulsó en marzo una denuncia en el fuero federal de Entre Ríos, y la amplió en junio en función del contexto de pandemia. Los focos han sido identificados y georreferenciados con tecnología que permite asociar una columna de humo con un punto de imagen satelital. También se han estimado costos de gastos que ha tenido el municipio en concepto de combate de los focos ígneos. Todos estos datos han sido aportados a la causa. Ahora están a la espera de que la Justicia federal genere acciones concretas que tendrían una función preventiva, como sanciones económicas a los que han iniciado las quemas, para evitar la aparición de futuros incidentes.

   Sin embargo, según pudo averiguar La Capital, por estas horas el Juzgado Federal 2 de Paraná está notificando mediante exorto a los jueces de la competencia correspondiente para que tomen declaracion indagatoria a los acusados en sus domicilios. La mayoría de los señalados son de Rosario, y uno tendría domicilio en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Sorprende que con más de 2 mil puntos de incendio, no hay un solo sospechado entrerriano.

   Paraná corre por estos días riesgos de volver a fase 1 de la cuarentena, por lo que la actividad jurisdiccional en cuanto a trámites y plazos procesales está totalmente congelada. “Seguimos trabajando en la causa penal y solicitamos información de manera cotidiana. Pero estamos preocupados porque la situación de la pandemia no contribuye con la celeridad de la causa que necesitamos”, dijo Gustavo Zignago, secretario de Gobierno del municipio. El funcionario adelantó que seguirán bregando por la mayor cantidad de identificaciones registrales en los terrenos, para que haya asignación de responsabilidades concretas.

   Mientras tanto, la situación de este lado del Paraná es lamentable. Si bien los focos ya estaban en los días previos, las condiciones climáticas lo direccionaban hacia dentro de las islas. En cambio, ayer el humo afectó directamente a las zonas urbanas, de Rosario y sus localidades vecinas a la vera del Paraná. A raíz de ello, se dispuso una acción operativa coordinada entre todas las jurisdicciones para combatir el fuego.    

El miércoles se realizaron trabajos de reconocimiento, y ayer se abordaron dos columnas, una frente a Rosario y otra frente a Pueblo Esther. Hubo ataques aéreos sobre los principales focos, con cinco aviones del Plan Nacional del Manejo del Fuego (cuatro hidrantes y un vigía) y un helicóptero de Policía Federal. Estuvieron trabajando además por vía terrestre brigadistas de Entre Ríos, y este jueves se sumaron 33 integrantes de Bomberos Voluntarios de Santa Fe.

   Para Gonzalo Ratner, subdirector de Defensa Civil municipal, está claro que hay un origen intencional en los fuegos, que se estima ya se devoró entre 50 y 60 mil hectáreas de pastizales, sin contar estos últimos tres grandes puntos calientes. “Esto comienza a principios de año en una época no habitual, y aquellos focos que se iniciaban cerca de cursos de agua o de trazas viales pueden asociarse a la actividad recreativa, un hecho accidental”, dijo.

   Sin embargo, estos solo representan un 15 por ciento. La gran mayoría son “dentro de la zona de islas, en lugares donde es más difícil llegar y que en mi opinión tuvieron una acción humana intencional para iniciarlo”, subrayó. Claro está que después tiene que haber una acción probatoria que respalde esta hipótesis, y la Justicia se encuentra trabajando en ese sentido.

El gobernador Omar Perotti reaccionó con dureza ante los persistentes incendios en las islas. Anoche expresó que “es urgente que la Justicia Federal actúe frente a la causa penal que inició la Nación y arbitre los medios para garantizar la medida cautelar que dispuso la prohibición absoluta de las quema de recursos naturales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 5 =