Dudas sobre la reapertura tras el repunte de contagios e internaciones en 10 estados

Esa tendencia se observa un mes después de que la mayoría de esos estados empezara a flexibilizar la cuarentena y reanudar sus actividades, aunque algunas autoridades sostienen que se debe al aumento del testeo.

El repunte significativo de la cantidad de contagios y hospitalizaciones por coronavirus en la última semana en al menos 10 estados puso en duda la velocidad de la salida de la cuarentena en Estados Unidos, informaron hoy fuentes médicas.

“Estamos viendo una tendencia al alza en las hospitalizaciones; no es un auge enorme pero es inconfundible y probablemente es resultado de la reapertura”, dijo Scott Gottlieb, ex director de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés), a la televisora NBC.

Alabama, Arkansas, Carolina del Norte, Florida, Maine, Nevada, Oklahoma, Virginia y Wisconsin registraron aumentos sustantivos en la cantidad de contagios y Georgia, en la de internaciones por Covid-19.

Esa tendencia se observa un mes después de que la mayoría de esos estados empezara a flexibilizar la cuarentena y reanudar sus actividades, aunque algunas autoridades sostienen que se debe al aumento del testeo, según la agencia de noticias EFE.

En tanto, varios expertos advirtieron que no hay forma de comprobarlo porque no hay un modo uniforme de cuantificar los contagios en todo Estados Unidos y algunos estados -como Georgia, Texas y Virginia- que consideran en sus estadísticas sumando los datos de las pruebas de diagnóstico y de las de anticuerpos.

Estados Unidos, por lejos el país con mayor cantidad de casos confirmados y de muertes por coronavirus, sumaba hoy 1,68 millones de contagios y 98.852 fallecimientos, según la base de datos en línea de la Universidad Johns Hopkins.

En ese contexto, el gobernador de Florida, Ron De Santis, dijo que le gustaría albergar la Convención Nacional Republicana para formalizar su candidatura, luego de que el presidente Donald Trump amenazara con trasladarla si el gobernador de Carolina del Norte, la sede prevista, no garantiza plena asistencia a raíz del brote de coronavirus.

El gobernador de Florida -estado que desde el 1 de marzo alcanzó 52.255 casos confirmados y 2.259 muertos-, junto al Partido Republicano del estado y el alcalde de la ciudad de Jacksonville, Lenny Curry, se mostraron interesados en celebrar la convención.

De Santis, aliado político de Trump, dijo que había hablado con funcionarios de la Casa Blanca sobre esa posibilidad y se mostró confiado en que Trump seguiría las pautas de salud pública si el evento se trasladara a Florida.

El Partido Republicano de Florida indicó a través de Twitter que “no hay mejor lugar” que ese estado para celebrar la convención, al ser “el lugar de residencia del presidente (Trump) y el estado más grande en disputa” para las elecciones presidenciales y Curry dijo que “la ciudad de Jacksonville ha demostrado su habilidad para celebrar actos masivos de una forma segura y responsable”.

Antes de la pandemia, se tenía previsto que aproximadamante 50.000 personas se congregasen en Charlotte, Carolina del Norte, del 24 al 27 de agosto para celebrar la convención republicana, el gran acto en el que el partido escoge formalmente a su candidato -que será Trump- para las elecciones presidenciales de noviembre.

Pero la llegada y la expansión del coronavirus en Estados Unidos complicó la posibilidad de llevar adelante grandes aglomeraciones de personas.

Si bien el gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, decretó el avance del estado a la segunda fase de reapertura gradual, dijo que el estado debe seguir controlando de cerca la situación epidemiológica, por lo que ordenó que sigan cerrados lugares de recreación bajo techo por varias semanas más.

Carolina del Norte registraba más de 24.000 casos confirmados y 766 muertes, por lo que la red estatal de Centros de Control de Enfermedades (CDC) desaconsejó la celebración de eventos masivos.

En respuesta, Trump exigió este fin de semana “una repuesta inmediata del gobernador de Carolina del Norte sobre si se permitirá o no el llenar el aforo completo”.

El gobierno del demócrata Cooper respondió que Carolina del Norte se basa en datos de la ciencia para tomar la decisión basada en la seguridad y la salud, y estaba revisando con el Comité Nacional Republicano (RNC) su decisión sobre la convención.

Sin embargo, Florida no es el único estado que se postula para reemplazar al Carolina del Norte, pues el gobernador de Georgia, Brian Kemp, también presentó su candidatura.

“Con unas instalaciones de primera clase, restaurantes, hoteles y fuerza laboral, sería un honor para Georgia hospedar la Convención Nacional Republicana; esperemos que considere al estado del melocotón”, destacó Kemp, en alusión a la tradicional identificación del durazno con ese distrito.

En las elecciones presidenciales, que se celebrarán en noviembre, Trump enfrentará al ex vicepresidente demócrata Joe Biden.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 11 =