Cincuenta personas estaban a puro baile hasta que llegó la policía.

Una fiesta clandestina fue desbaratada este domingo cuando alrededor de cincuenta personas estaban a puro festejos. La alegría se terminó cuando llegó la policia al lugar y se inicio el la corrida de los asistentes para huir del lugar, en el barrio Ludueña. Una mujer, que sería la dueña de la casa, quedó detenida.

Todo venía bien, había alegría, música, baile y festejos hasta que todo se desmadró cuando aparecieron los patrulleros de la policía encendiendo la alarma de los asistentes, quienes rápidamente emprendieron la huida en una casa ubicada en la zona noroeste, más precisamente en Felipe Moré al 600. En la desarticulación de la fiesta -que se sumó a otras diez llevadas a cabo el fin de semana en la provincia- fue detenida una mujer (AG), de 40 años.

De acuerdo a lo informado por las autoridades policiales, personal de CRE llegó al lugar donde se estaba desarrollando una fiesta clandestina. “Aproximadamente unas 50 personas de diferentes edades salieron corriendo en diferentes direcciones quedando solo la dueña del domicilio con los equipos secuestrados. Se procede a la aprehensión de la misma junto a los elementos mencionados”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 3 =