BRINDARON DETALLES SOBRE LA IMPLEMENTACIÓN DE LA TARJETA SUBE.

El secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, y el director de Implementación y Seguimiento del Sube, Marcelo Torres, expusieron y contestaron consultas de edilas y ediles.

El viernes 22 de abril, en el recinto de sesiones se efectuó un encuentro en el que se explicaron detalles sobre el proceso de implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico (Sube) en el ámbito de la ciudad de Rosario.

Condujo la actividad el vicepresidente primero del cuerpo, Lisandro Cavatorta, de Todos Hacemos Rosario, a quien acompañaron el secretario de Transporte de la Nación y ex edil, Diego Giuliano, y el director nacional de Implementación y Seguimiento del Sube, Marcelo Torres.

El concejal Cavatorta recordó que “hace un mes y medio se había propuesto impulsar la visita de Diego Giuliano” para marcar que se estaba cumpliendo con ello y acotó “lo importante que es tener rosarinos, no importa la ideología que tengan, en cargos nacionales”.

Hizo referencia a conversaciones con Giuliano sobre el tema y a un encuentro para abordar también la cuestión en la sede del Ministerio de Transporte en la  ciudad de Buenos Aires.

De Giuliano

Al comenzar sus palabras, el secretario de Transporte de la Nación, Diego Giuliano, dijo que “uno se siente en su casa, porque es la casa de todos los rosarinos y rosarinas, y porque lo hemos compartido” el Palacio Vasallo.

Mencionó que “estas reuniones se hacen con el Ejecutivo, pero lo he conversado con el intendente, Pablo Javkin, sobre las competencias del Concejo”, y por ello la decisión de brindar información a los ediles.

Asimismo recordó que “es un camino –el de la implementación- que se ha iniciado varias veces. Hoy creo que se dan las circunstancias”.

Precisó que “con el ministro de Transporte de la Nación, Alexis  Guerrera, conversaron sobre la ampliación de los beneficiarios de la tarjeta Sube”, respecto de la cual consignó que al presente la utilizan 13.600.000 personas en el ámbito metropolitano de Buenos Aires (Amba) y otras 2.500.000 en el resto del país.

Igualmente hizo referencia a la “trazabilidad de un subsidio en el interior del país” que precisó llegará a cada pasajero y pasajera, por ejemplo con un descuento del 55 por ciento para jubilados y pensionados, veteranos de la Guerra de Malvinas y personal del servicio doméstico, de un total de 13, 14 rubros.

En cuanto al boleto integrado marcó que el descuento es del 50 por ciento en el primer trasbordo y del 75 por ciento en el segundo.

En tanto estimó que el aporte a partir de la implementación de la Sube para Rosario será de aproximadamente 900 millones de pesos, para hacer referencia a la situación de crisis que “en el mundo tiene el transporte” a partir de la determinación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), “de aislarse que es lo contrario de transportarse”.

Anticipó que a partir de las 16, está prevista una reunión de trabajo con el Ente de la Movilidad Rosario (EMR) , respecto a la migración de un sistema a otro.

De Marcelo Torres

De inmediato el director nacional de Implementación y Seguimiento del Sube, Marcelo Torres, refrendó que “comenzaremos con la mesa de trabajo” para abordar cuestiones tales como “paradas, frecuencias, líneas. Comenzar a ver cómo se hace la transición”.

Destacó el “crecimiento muy notable” de la tarjeta Sube “de Ushuaia a Jujuy, Mendoza, los trenes, subtes”.

Estimó que “casi un 50 por ciento” de los usuarios accederán a los atributos sociales del sistema. Planteó que en el país hay “unos 30.000 colectivos”  y que “es una asignatura pendiente llegar a se

Resaltó que la inversión en equipamiento será de unos 200 millones de pesos y respecto a la transición la planteó para “un tiempo prudencial y necesario”.

También abordó lo relacionado con los puntos de acceso a carga y compra y requirió la posibilidad de la colaboración del Concejo en cuanto al diagnóstico. Mencionó que se plantean lugares públicos, como puede ser la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés) o el Pami.

Consultas de concejalas y ediles

La ronda de consultas hacia los funcionarios nacionales la abrió la edila Verónica Irizar, del bloque Socialista, quien preguntó  respecto a los actuales beneficios de la tarjeta rosarina, Movi, y acerca de la compatibilidad entre ésta y la Sube, al recordar una de las gestiones que en su momento se realizaron para su implementación.

Precisó Torres que “no es compatible” la Sube con la Movi y aseveró que “no se modifica el esquema de subsidios actual”, para acotar Giuliano que “es un adicional”.

Remarcaron que otorga la ciudad o el Boleto Educativo Gratuito provincial se agregan los de la Sube.

De igual modo la edila Irizar preguntó sobre el acceso a los datos por parte de la Municipalidad y destacó Torres que habrá “pleno acceso”.

Giuliano sostuvo que la incorporación de la Sube “no significa intervenir el sistema  de transporte urbano de pasajeros” de la ciudad, para sí plantear que “el aporte nacional va a modificar el esquema de costos”.

Reiteró por su parte Torres que “el sistema lo admite” la incorporación de otros beneficios como el boleto educativo o las franquicias que dispone la ciudad.

Con respecto al costo de la comisión, planteó la concejala Irizar, que la del Banco Municipal es del 2,48 por ciento y la de la Nación, es más alta, alrededor del 6 por ciento.

Los funcionarios explicaron que tanto el fallecido ex ministro de Transporte, Mario Meoni, como el actual Alexis Guerrera, lo habían hablado con el intendente Javkin, quien había resaltado lo vinculado al aporte social.

De cualquier manera aclararon que de la comisión también se hace cargo la Nación.

La concejala Irizar aprovechó la presencia del secretario Giuliano para reiterar el planteo acerca de la asimetría en cuanto a los subsidios entre lo que se destina al Amba y al resto del país. Sostuvo de acuerdo a lo ejecutado que en el 2021 se destinaron al Amba 165.000 millones de pesos y al resto del país 27.600 millones y si bien valoró “la decisión del gobierno nacional, del presidente Alberto Fernández y de ustedes” en cuanto a incrementar subsidios, recordó que “el 86 por ciento es para el Amba y el 14 para el resto”.

El secretario Giuliano sostuvo que la decisión política es modificar ello, y que se trabaja en tal sentido.

A su turno y al retomar el tema Sube el concejal Carlos Cardozo, de Unión Pro/Juntos por el Cambio, expresó la preocupación con relación al “sistema de recarga” y recordó que “a partir del 20 de marzo del 2020 se cerraron los 37 puestos que eran atendidos en su mayoría por personas con discapacidad y de ellos reabrieron sólo 4”.

El funcionario Torres admitió que es uno de los temas en los que se va a trabajar y puso como ejemplo la ciudad de Salta, donde se suscribió un convenio con una cadena de quioscos de diarios para que vendan la tarjeta.

Mencionó que “se llegaron a vender 500.000 unidades mensuales” y que la intención en Rosario es “nominalizar las tarjetas”.

El vicepresidente primero del Concejo, Cavatorta, lo consideró a la situación como “un gran desafío y una gran oportunidad” en la que deberá considerarse qué se hizo bien con la tarjeta Movi y lo que debe modificarse.

La concejala María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, dijo que “es inédito tener a un secretario de Transporte de la Nación en la ciudad explicando” el tema y consideró que “sirve para correr la sábana al fantasma”, respecto a algunos aspectos de la tarjeta Sube.

Aseveró que “lo que genera es federalismo” y destacó que por ejemplo se podrá viajar a Buenos Aires o por turismo a otros lugares y utilizar la tarjeta. También estimó que “se avanza en un mayor nivel de transparencia”.

Acerca de los puestos de recarga, mencionó la posibilidad de analizar para ello, entre otros los centros de salud.

Remarcó también la necesidad que se controle que no se cobre plus por la carga. En tal sentido, Torres, dijo que hay una línea, un 0800 Sube y que también se pueden efectuar reclamos a través de Twitter  o Instagram.

La concejala Julia Eva Irigoitía, de Todos Hacemos Rosario, sumó el agradecimiento por la presencia de los funcionarios, dado que marcó que “el Concejo es el primer lugar al que se acercan vecinos y vecinas”.

Aludió a la importancia “de los atributos sociales” de la tarjeta y a la transparencia, “datos que servirán para cuando el Concejo tenga nuevamente las facultades de establecer el valor de la tarifa”.

También destacó “y como muy importante que las comisiones las absorba la Nación, y a nosotros nos quedará como desafío, el hueco de lo que va a perder nuestra banca pública”.

Por su parte la concejala Susana Rueda, de Rosario Progresista, también planteó lo relacionado con los subsidios e insistió en la necesidad de “equiparar” entre lo que se destina para el Amba y para el resto del país.

Mencionó Giuliano que esa preocupación está presente por parte de los gobernadores en las reuniones del Concejo Federal de Transporte y estimó la necesidad de una “ley federal” sobre la cuestión.

Dijo que hay un proyecto en el Senado de la Nación y otro del Consejo Federal de Transporte.

Cerró las intervenciones la edila Silvana Teisa, de Todos Hacemos Rosario, quien también destacó la presencia de los funcionarios nacionales, la tranquilidad de la transparencia sobre el servicio, y pidió “tener en cuenta los lugares de recarga” y el actual servicio “donde hay muchos reclamos del ‘Cuándo llega’ “.

Participantes

También asistieron las concejalas Marina Magnani, de Todos Hacemos Rosario; Mónica Ferrero, del bloque Socialista, y Nadia Amalevi, de Arriba Rosario, y los ediles Pedro Salinas, de Ciudad Futura, y Fabrizio Fiatti y Ciro Seisas, de Arriba Rosario, y el secretario de Transporte de la provincia y ex edil, Osvaldo Miatello, al igual que integrantes de equipos técnicos de la Secretaría de Transporte nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve + 2 =