Ya son 500 los habitantes de Maciel afectados por el “virus de Bariloche

Alrededor de 500 vecinos fueron afectados en Maciel por el norovirus, conocido también como el “virus de Bariloche”. Finalmente, luego de una semana de contagio vertiginoso, el equipo de Epidemiología del Ministerio de Salud confirmó con los resultados de los primeros análisis de qué se trata el virus que tuvo en vilo a la localidad. Hay personas con la misma patología en la turística ciudad patagónica y en Buenos Aires.

Cómo arribó el agente patógeno a la localidad, ubicada a 67 kilómetros de Rosario, todavía es un misterio. Aunque es preciso determinar el inicio masivo de su propagación: un desayuno colectivo previo a un campamento de los chicos de la escuela 294 General San Martín. Pocas horas después, las consultas crecieron con una sintomatología similar: nauseas, vómitos, dolor abdominal, diarrea y hasta fiebre, dolor muscular y de cabeza en algunos casos.

El virus no tardó más que horas en entrar en cientos de familias y afectar a cada integrante, sin distinción de edad ni de barrio. Las primeras versiones apuntaban al agua o las fumigaciones, pero finalmente todas las teorías fueron tiradas por la borda al arribar ayer por la tarde los primeros resultados de los análisis.

El grupo de profesionales médicos, la coordinadora del Nodo Rosario del Ministerio de Salud, Rosa Dutto y el director provincial de epidemiología, Julio Befani, decidieron presentar todos juntos una respuesta concreta para llevar tranquilidad a la población y sobre todo indicar los pasos a seguir.

En diálogo con LaCapital, Befani apuntó: “Se conocieron los primeros resultados del Instituto Malbrán de Buenos Aires y del Cemar de Rosario y dan cuenta de la presencia de norovirus”. Y agradeció a quienes aceptaron que les tomaran muestras para realizar los estudios, clave para que se detectara la coincidencia y el factor esencial del malestar generalizado.

Sobre la metodología de acción empleada, el director provincial describió: “Se tomaron muestras de muchas cosas porque no teníamos una idea de qué podía ser. Este estudio nos permitió aislar el agente, que es el norovirus. Y nos confirma que no somos la única localidad que tiene el virus: Bariloche tiene más de 1.400 casos y en la ciudad de Buenos Aires tenía en una sola escuela 500 casos y se estaba distribuyendo”.

Por eso, no descartan que si no se extreman las precauciones pueda ampliarse el contagio a los pueblos vecinos, como habían sugerido en algún momento y finalmente fue desmentido. El inicio de la infección se desconoce pero afirman que “lo trajo una persona” que hasta el momento no se identificó, y “se fue diseminando”.

En ese sentido, Befani aclaró que “el contagio es interpersonal, las recomendaciones son fundamentalmente el lavado de manos con agua y jabón o usar alcohol en gel, lavar los alimentos y que el agua que se consuma sea segura. Si tienen diarrea o vómitos se recomienda no ir a trabajar, porque pueden seguir eliminando el virus dos o tres días después de que se fueron los síntomas”.

Y en cuanto al virus, avanzó: “La enfermedad es muy breve, dos o tres días como máximo. Esto no va a parar de un día para otro, sino que va a ir disminuyendo”. Al momento de detectarse el martes pasado fueron unos 50 casos que se triplicaron al día siguiente, actualmente se calculan que son más de 500 las personas con los síntomas. En la guardia de ayer, alcanzaban una treintena. Sobre cómo contrarrestar el malestar, el director de Epidemiología recalcó: “No tiene un tratamiento específico, sino un tratamiento que implica alimentación sana e hidratación”.

El virus

Desde el Ministerio de Salud ratificaron que el novovirus produce una gatroenterocolitis aguda que puede afectar a cualquier persona.

Está científicamente comprobado que los brotes suelen darse en invierno y sobre todo en ambientes cerrados como hospitales, residencias de mayores y colegios, como así también que una persona puede infectarse más de una vez, ya que hay muchas variedades.

Se trata de un virus muy contagioso, que se encuentra en el vómito y la materia fecal. Cabe indicar que no hay un medicamento específico y no son de utilidad los antibióticos, por lo que no recomiendan bajo ningún punto de vista automedicarse. Señalan que es trascendental acudir al médico, rehidratarse bebiendo abundante líquido y no ir al trabajo ni a la escuela y evitar viajes mientras duren los síntomas.

Protocolo especial

Ante el suceso que preocupó a toda la comunidad se activó un protocolo especial, en esa dirección la coordinadora del nodo Rosario, Rosa Dutto, destacó el “buen trabajo de articulación entre todos los profesionales, al igual que con la comuna. Se están reforzando las guardias desde el fin de semana y se evaluará cómo seguir de acá en adelante”. En paralelo, las vacunadoras del Hospital Meroi y del dispensario le confirmaron a este diario que no se convocará a los niños sanos hasta por lo menos el lunes próximo, para evitar el contagio. Significa que todas las dosis que deban colocarse estarán a disposición mañana y tarde una vez que pase el brote de norovirus en el pueblo y será anunciado con anterioridad.

Una de las opciones que barajaban entre el grupo de profesionales de la salud era la posibilidad de cerrar los establecimientos educativos para evitar la propagación, pero hasta el cierre de esta edición no había sido ratificado y quedaba apenas como una recomendación.

En la reunión estuvo también el interventor, Mario Drovetta, quien destacó el trabajo colectivo y declaró: “Tratamos de tener una comunicación fluida con los actores, hemos trabajado de manera conjunta y mancomunada para un problema que era por todos conocidos y que generaba preocupación. Identificarlo era parte de resolver el problema, es fundamental la concientización y prevención en los hogares”.

Ante la imposibilidad de contener la inoculación se requiere que los vecinos le presten especial atención a los cuidados, sobre todo quienes están enfermos para dejar de propagar el norovirus que afectó en menos de una semana a más de quinientos vecinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 − 3 =