Victoria y clasificación en el Mundial de China

Argentina venció a Nigeria 94-81, consiguió la segunda victoria consecutiva en el grupo B del Mundial de China 2019 y clasificó a la segunda ronda del torneo, tras el triunfo conseguido luego por Rusia sobre Corea del Sur. En el estadio Sports Centre, el equipo conducido por el bahiense Sergio Hernández se impuso con la siguiente progresión: 28-17, 43-43, 72-61 y 94-81 y cerrará la etapa clasificatoria mañana desde las 9.30 (hora argentina), cuando dirima con Rusia el primer lugar del grupo. “Manejar la ansiedad y la presión fueron las llaves de la victoria. Sabíamos que era el partido. Ahora queremos ganarle a Rusia para ser primeros en el grupo”, destacó Sergio Hernández tras el encuentro.

El ala pivote y capitán del seleccionado, Luis Scola, resultó una vez más la figura del quinteto ganador: consiguió 23 puntos y tomó 10 rebotes. También hubo una muy buena actuación del alero marplatense Patricio Garino (Baskonia, España), quien concluyó con una planilla de 17 unidades, 7 rebotes, 4 tapones y 3 recuperos.

El equipo argentino repitió otra sólida performance y se sacó de encima a un adversario que inquietó y dominó apenas en un tramo del segundo cuarto.

En el capítulo inicial, Argentina ejerció una buena defensa y atacó el canasto rival con determinación, a partir de una mejoría en la eficacia del tiro de dos puntos, un aspecto flojo en el triunfo inaugural ante Corea del Sur (95-69). Nicolás Brussino (8 puntos), Garino (7) y Scola (7) se convirtieron en los artífices de ese mejor funcionamiento que les permitió a los de Hernández irse arriba por 28-17, al cabo de los 10 minutos iniciales.

Pero en el segundo segmento, Nigeria reaccionó con la determinación de ir a ganar el rebote ofensivo (6) y con la premisa de provocar pérdidas en la primera línea. Con esos argumentos, el equipo africano, con Josh Okogie (Minnesota Timberwolves) como abanderado (10 tantos), metió un parcial de 19-4 y pasó al frente por 36-32, al promediar el parcial.

Un oportuno ingreso del santiagueño Deck le permitió a la Argentina corregir el balance defensivo y llegar igualado en 43 al cierre del primer tiempo.

En el tercer cuarto, un buen pasaje de los armadores de juego, Facundo Campazzo (8 asistencias)-Nicolás Laprovittola (8 tantos), le dio el respiro suficiente a la Argentina, como para erigirse nuevamente en dominador de las acciones. Además, el capitán Scola (8 puntos, 4 rebotes) cobró el protagonismo habitual y el quinteto de Hernández tomó distancia (72-61).

Ya en los últimos diez minutos, el reciente campeón en los Juegos Panamericanos Lima 2019 conservó la ventaja, con un Garino determinante en defensa, que cerró cualquier atisbo de reacción de Nigeria y aportó mucho desde el banco (36 puntos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 + siete =