V. G. Gálvez: operativo arqueológico tras el hallazgo de un mastodonte

El municipio de Villa Gobernador Gálvez y la provincia llevarán a cabo un operativo arqueológico en la ciudad, a partir el hallazgo, en las costas del arroyo Saladillo, de los restos fósiles de un mastodonte, mamífero hervíboro que habitó estas tierras desde hace 3,7 millones de años hasta hace unos 10 mil.

Es que días atrás, vecinos que estaban pescando en las cosas del Saladillo, más precisamente en la zona del barrio La Isleta, encontraron restos fósiles de un mastodonte. Ante el acontecimiento, los gobiernos municipal y provincial acordaron el procedimiento para seguir con trabajos de recuperación de los huesos

El intendente Alberto Ricci recorrió la zona y comentó como continuará el operativo: “Vecinos del lugar que vinieron a pescar se encontraron con un hueso y al analizarlo con un paleontólogo se determinó que es un mastodonte. A partir del lunes vamos a trabajar con un equipo de especialistas para continuar con una excavación, rescatar huesos, preservarlos y exponerlos a toda la comunidad”.

El mandatario villagalvense subrayó el valor histórico que tiene este hallazgo para la ciudad: “Para nosotros es un gran honor, la ciudad no sólo es industria y producción, sino que también tenemos nuestra historia milenaria, de arqueología, que uno en la vorágine diaria no ve, y aparecen estos acontecimientos que nos hacen descubrir un mundo que no conocíamos y hay que cuidarlo y mostrarlo”.

Por su parte, el coordinador del patrimonio arqueológico y paleontológico de la provincia de Santa Fe, Luciano Rey, señaló que “junto al municipio estamos planificando el rescate de los restos que quedan en la barranca. Es frecuente encontrar estos restos en la zona porque el Saladillo se trata de un yacimiento paleontológico que ya viene siendo investigado desde hace años; de hecho, (el naturalista inglés Charles) Darwin sacó restos fósiles en este lugar en el Siglo XIX”.

En efecto, entre el 29 y el 30 de septiembre de 1833, y tras cruzar el Saladillo, Darwin llegó a Rosario. El 6 de agosto de 2002, el filósofo y epistemólogo Gustavo Caponi publicaba en LaCapital que “con toda seguridad, es posible aseverar que el autor del Origen de las Especie pernoctó en el Pago de los Arroyos durante la noche del 30 para partir, la mañana siguiente, rumbo a Coronda. No había, sin embargo, ni diarios locales, ni tampoco motivos, para registrar el acontecimiento: la futura Chicago Argentina no podía sino ignorar a su futuramente ilustre visitante”.

Rey resaltó el “valor científico (del hallazgo y del operativo) porque vamos a conocer qué animales había en la región pampeana y sus cambios climáticos”, así como el “valor de patrimonio cultural comunitario que implica descubrir el lugar en el que vivimos; siempre pensamos que los lugares maravillosos están afuera y nos olvidamos de valorar el propio lugar, y Villa Gobernador Gálvez tiene un mundo maravilloso por descubrir”, señaló.

De la recorrida por la zona también participaron Esteban Lenci, secretario de Gobierno; Marisa Bernal, la secretaria de Salud y Ambiente; Victoria Culasso, la coordinadora de Cultura y Juventudes; Patricia González, la coordinadora de Relaciones Institucionales y la concejal Andrea Balbuena, entre otras autoridades.

La especie

El mastodonte fue un mamífero que habitó estas tierras en el Pleistoceno. Los mastodontes eran similares en apariencia a los elefantes y mamuts aunque no estaban cercanamente emparentados.

Comparados a los mamuts, estos tenían piernas más cortas, torsos más largos y eran más robustos, algo similar al elefante asiático.

El tamaño promedio de la especie M. americanum (mastodonte americano) era de alrededor de 2.3 metros de altura a los hombros, correspondiente con una hembra grande o un macho pequeño, sin embargo, los machos grandes podían llegar hasta los 2.8 metros de altura y pesar tanto como 4.5 toneladas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × tres =