Unas 450 personas ya se sumaron a la experiencia del voluntariado ambiental

Hay niños que apenas superan el metro de altura, hombres jóvenes y mujeres que ya pasaron la edad de la jubilación; estudiantes, maestras y desocupados; los que llegan en colectivo, los que pedalean, los que dejan el auto estacionado en la esquina. Así de heterogéneos son los grupos que protagonizan las experiencias de voluntariado ambiental que desde el año pasado puso en marcha la Secretaría de Ambiente del municipio. En total, unas 450 personas ya participaron de jornadas de limpieza del arroyo Ludueña y de plantaciones de árboles en el Bosque de los Constituyentes y en el parque Regional Sur. Y ahora van por una nueva propuesta: clasificar y reciclar ropa para personas en situación de calle.

La invitación a recuperar materiales textiles para repartir entre 13 organizaciones sociales de la ciudad que trabajan con población en situación de calle comenzó a circular ayer por las redes sociales. La convocatoria está abierta para 50 personas que el próximo sábado puedan sumarse a una jornada de recepción, clasificación y reparación de la ropa que se entrega en el Galpón de las Juventudes (Av. Belgrano 950).

Esta tarea, que comenzó el año pasado a través de la recepción de estos materiales, tiene un doble beneficio: aquellas prendas que están en buen estado son recibidas por organizaciones sociales, y las que no, se reparan dándole otro uso, evitando así que se transformen en residuos.

Desde la Secretaría de Ambiente recordaron que la ropa, calzado y accesorios representan el 3 por ciento de los residuos que se generan diariamente en los hogares, en total en Rosario se descartan 25 toneladas de residuos textiles por día. Es por ello que desde abril del 2018, y tras la firma de un convenio con las Damas de Rosa del Voluntariado del Hospital de Niños Zona Norte, el municipio comenzó a recepcionar este tipo de materiales dándole también un fin solidario.

La campaña del próximo sábado permitirá colaborar con 13 organizaciones sociales de la ciudad que trabajan con población en situación de calle.

El Voluntariado Ambiental Rosario promueve la participación de los ciudadanos en acciones de sensibilización, cuidado y respeto ambiental. La participación tiene un carácter libre, gratuito y solidario y, según muestran las estadísticas del municipio, las inscripciones crecen con cada actividad.

Entre las actividades ya realizadas en este marco se encuentran la limpieza de la desembocadura del arroyo Ludueña, así como también una plantación de mil árboles en el Bosque de los Constituyentes, y otra en el Parque Regional Sur.

Las tres propuestas sumaron ya 450 voluntarios, en la mayoría de los casos los cupos de inscripción se agotaron rápidamente y los interesados en participar superaron ampliamente los límites de la convocatoria.

Según describieron desde Ambiente, los grupos son tan diversos como las tareas propuestas. Son actividades que se han transformado en familiares, asisten padres y madres con sus hijos, personas solas o en grupos de amigos que disfrutan de una experiencia diferente, con un fin solidario. De acuerdo a las planillas de inscripción, la edad promedio ronda entre los 30 y los 45 años

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 16 =