Una rusa huyó del hospital en cuarentena y debió regresar

Un tribunal ruso ordenó ayer a una mujer que se fugó de una cuarentena regresar al hospital del cual huyó y permanecer aislada por lo menos dos días más. El fallo enfatizó la caótica estrategia de salud pública que se toma para evitar que se propague el nuevo coronavirus que surgió en China.

   Alla Ilyina fue ingresada al hospital en la ciudad norteña rusa de San Petersburgo el 6 de febrero con dolor en la garganta y le hicieron análisis para ver si tenía el nuevo virus porque cinco días antes había regresado de China. Logró salir del hospital al día siguiente al desactivar el candado electrónico en su habitación después de enterarse que tenía que pasar 14 días aislada en lugar de las 24 horas que le prometieron los médicos.

En una publicación de Instagram, Ilyina dijo que los médicos le informaron que el resultado del análisis fue negativo, pero que tenía que permanecer en cuarentena dos semanas. “Raro”, escribió Ilyina. “Las tres pruebas demostraron que estoy totalmente sana, ¿entonces por qué diablos la cuarentena?”. Su salida presuntamente avergonzó a las autoridades rusas. Varios días después, la agencia de salud pública de Rusia, Rospotrebnadzor, presentó una demanda en su contra y pidió a la Corte ordenar que fuera hospitalizada.

 El virus, que surgió en el centro de China en diciembre, infectó a más de 71 mil personas y mató a 1.772 pacientes en China continental y a cinco más en otras partes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 + 4 =