Son 11 los muertos por coronavirus en Italia pero el temor se centra ahora en Irán

Un total de once personas murieron en Italia a causa del coronavirus y las autoridades de ese país notificaron el registro de al menos otros 323 casos, mientras que España, Austria y Croacia reportaron contagios vinculados a ese brote.

    Los fallecidos en Italia pasaron ayer de siete a 11, después de la muerte de dos hombres de 84 y 91 años y dos mujeres de 76 y 83, explicó el jefe de la Protección Civil, Franco Borrelli, quien indicó que esta patología “golpea sobre todo en términos de mortalidad a los mayores”.

    Los contagiados aumentaron de 39 hasta los 323, y la mayor parte, 240, se han localizado en el foco principal del virus en Italia, la región de Lombardía (norte).

    Ayer a la mañana, las autoridades italianas informaron el primer caso de coronavirus en la sureña Sicilia, otros dos en Toscana, en la región central, y un caso en la Liguria.

   Sin embargo, la nota y la amenaza mayor parece darla por estas horas Irán, segundo foco de muertes después de China, con 15 decesos reportados por las autoridades y contagios que se multiplicarían. Los casos en Irak, Afganistán, Bahrain, Kuwait, Omán, Líbano y los Emiratos rabes —incluso en Canadá— remiten todos a Irán, provocando oleadas de pánico de Kabul a Beirut.

   Oriente Medio es por muchas razones el lugar perfecto para incubar la pandemia, dicen los expertos, por la constante circulación de peregrinos musulmanes y trabajadores itinerantes que podrían portar el virus.

   Millones de peregrinos musulmanes viajan cada año desde toda la región para visitar sitios sagrados shiítas en Irán e Irak. Cada semana son cientos los que siguen su camino hasta Qom, el lugar en que se originó la epidemia.

   El país reconoció a su primer paciente con coronavirus hace menos de una semana, precisamente en Qom. El legislador Ahmad Amiri Farahani, en un discurso en el Parlamento, dijo que al menos 50 personas murieron en Qom, incluyendo 34 personas que estaban en cuarentena, y que el primer caso había sido reportado más de dos semanas antes de que los funcionarios reconocieran ningún caso.Advertisment

   “Cada día 10 personas más mueren en Qom”, dijo Amiri Farahani, exigiendo una cuarentena de la ciudad.

    El viceministro de Salud iraní, Iraj Harirchi, dio positivo por coronavirus y se convirtió así en uno de los 96 casos confirmados en la nación islámica.

   Las noticias sobre la expansión del virus está agravando los ya agudos problemas de credibilidad del régimen de Teherán.

   El gobierno norteamericano de Donald Trump instó ayer a Irán a “decir la verdad” sobre el coronavirus. El secretario de Estado, Mike Pompeo, se mostró “profundamente preocupado” por las noticias llegadas desde Irán y alertó que “todos los países, incluido Irán, deberían decir la verdad sobre el coronavirus y cooperar con las organizaciones de ayuda internacionales”.

   “La censura puede tener consecuencias mortíferas”, aseveró Pompeo en un día en el que Trump reconoció los esfuerzos de China. “Tuvieron un mal momento… parece que lo tienen controlado. Es un problema que se resolverá, pero perdimos casi 1.000 puntos ayer en la bolsa”, indicó Trump haciendo referencia al golpe en los mercados bursátiles.

    El Ministerio de Salud de Irak reportó cuatro nuevos casos de coronavirus en la provincia de Kirkuk, en el norte del país. Según las autoridades, se trataba de una familia que había viajado recientemente a Irán.

Las autoridades de Austria y Croacia confirmaron ayer sus primeros casos de pacientes infectados por coronavirus, cuyo estado de salud no es grave, y se cree que todos los tres pacientes provienen de su reciente estadía en el norte de Italia. La Federación Internacional de Tenis de Mesa aplazó el Mundial que se iba a desarrollar el mes próximo en la ciudad de Busan, en Corea del Sur, a causa de la propagación del coronavirus.

Corea del Sur, golpeada por los contagios

Los focos de Covid-19 siguen extendiéndose fuera de China, alimentando un recelo en todo el mundo que se reflejó en los mercados financieros. La crisis se expandió a zonas mal equipadas para hacer frente al brote pero también a algunas de las naciones más ricas del mundo, incluyendo Corea del Sur e Italia. Corea del Sur reportó ayer 144 nuevos casos para un total de 977 infectados, convirtiéndose en el segundo país con más casos en el mundo: el número de infecciones se multiplicó casi por 15 en una semana.

   El gobierno de Seúl prometió movilizarse para contener en brote a la región que rodea Daegu donde todos los ciudadanos con síntomas similares a los de la gripe, que se estima que rondan los 30.000, serán examinados por el virus. Seúl también restringió las exportaciones para abordar la escasez de mascarillas en toda la nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 + cinco =