Seguirá detenido el joven que iba a alta velocidad y mató a un hombre

El choque fue en marzo en San Martín y Garibaldi. La Justicia confirmó la imputación de homicidio simple con dolo eventual.

Gastón D., el joven que protagonizó un siniestro vial en zona sur donde falleció un hombre de 45 años, seguirá detenido. Así lo dispuso ayer el juez de segunda instancia Alfredo Ivaldi Artacho, quien confirmó la imputación por el delito de homicidio simple con dolo eventual y la prisión preventiva dictaminada en primera instancia. Según se ventiló en la audiencia de ayer, el muchacho conducía “a alta velocidad, de forma imprudente y temeraria”, cuando chocó al utilitario que conducía Fabián Cragnolino, de 45 años y padre de tres hijos, que falleció en el acto.

El siniestro se produjo el miércoles 6 de marzo de 2019, a las 22.45 aproximadamente, en la zona de San Martín y Garibaldi. Gastón D. circulaba con un vehículo Ford Focus por la avenida en sentido norte sur y al llegar a la intersección de Garibaldi impactó en el lateral del vehiculo Renault Kangoo conducido por la víctima.

El joven fue detenido dos días después en su domicilio. La fiscal Valeria Piazza Iglesias lo acusó de homicidio simple con dolo eventual y pidió su prisión preventiva, calificación aceptada por el juez Ismael Manfrín.

En general los siniestros viales con víctimas fatales son caratulados como homicidio culposo, cuando se producen sin que medie una intencionalidad de causar un fatal desenlace.

Sin embargo, en este caso, la imputación con dolo eventual implica que existen elementos para sospechar que el conductor, a pesar de ser consciente que su conducta generaba un riesgo y podía provocar el resultado muerte, no detuvo la marcha.

Por el delito de homicidio culposo se establecen penas de prisión de entre de seis meses y cinco años. En cambio la figura de dolo eventual prevé una sanción que va de 8 a 25 años.

La apelación

La defensa de Gastón D. apeló la decisión del juez Manfrín, por lo cual el caso fue derivado a un tribunal superior. Ayer Ivaldi Artacho escuchó los motivos de los abogados y resolvió avalar lo dispuesto en marzo pasado.

En esa oportunidad, se expuso la reconstrucción primaria que los peritos hicieron del choque. En base a las cámaras de seguridad y los elementos observados en el lugar, el siniestro se produjo cuando el Ford Focus se desplazaba a alta velocidad por San Martín y, al llegar a Garibaldi, impactó contra el lateral del Renault Kangoo que conducía Cragnolino.

El golpe fue tan grande que los vehículos atravesaron el cantero central de la avenida. La víctima fatal quedó atrapada en el habitáculo del utilitario, mientras Gastón D. pudo bajar por sus propios medios y quedó tendido en el asfalto. Desde allí lo trasladaron al Hospital Provincial para recibir atención médica y luego al Hospital de Emergencias.

Entonces, la fiscal advirtió que, si bien aún restaban algunas pruebas para determinar la velocidad del auto homicida, se había comprobado que en el lugar del hecho no había huellas de frenada, “lo cual demuestra que no intentó evitar el accidente”, expuso. Además se habían detectado marcas de arrastre “de más de 35 metros”.

El fatal accidente generó indignación entre los vecinos de la zona sur. Es que Gastón D., ya había subido videos a su cuenta de Facebook en los cuales se filmaba a gran velocidad corriendo picadas en la misa zona donde provocó la tragedia. Es más, en uno de los fragmentos de esos registros se jactaba de conducir a 160 o 180 kilómetros por hora.

De acuerdo a lo resulto ayer, Gastón D. deberá permanecer detenido mientras avance la investigación del siniestro.

Gastón D. había subido videos en su cuenta de Facebook en los que se filmaba andando con mucha velocidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − 5 =