Ruben hizo tres

Fue la noche soñada del goleador y de Central. Porque el equipo acumulador compulsivo de puntos de Diego Cocca se despidió de la Superliga jugando en casa con un triunfazo armado de menor a mayor ante Arsenal, con una tripleta fabulosa de Marco Ruben, el símbolo auriazul que volvió al club de Arroyito para ponerle un broche de lujo a su notable carrera deportiva. Fue un 3 a 1 que sirve para alejarse cada vez más de la zona roja del promedio y así el bonus track de meterse en una copa internacional toma cada vez más cuerpo.

   Ruben, el nueve de oro que había emigrado campeón de la Copa Argentina, volvió a agitar las redes jugando con la pilcha que lleva en el corazón y lo hizo por triplicado. Para que los hinchas lo despidan coreando a los gritos su nombre tras la inolvidable faena.

Central abrochó la 6ª victoria en fila de local y con la montaña de 36 puntos está en el lote de terceros en la tabla de posiciones de la Superliga. Volvió al gol Marco y además brilló a Gigante completo.

   Porque en la previa estuvo la chance de que se consumara la clausura de medio estadio por la pirotecnia arrojada ante Gimnasia, pero la sanción se esfumó y anoche el pueblo canalla no tuvo restricciones para poblar cada rincón de Arroyito. Y Marco Ruben, el gran referente auriazul de los últimos años, el campeón de la Copa Argentina, el que volvió para hacer sus últimos goles en el club en el que gritó los primeros, brindó una función de gala con una tripleta sensacional que sirvió para encarrilar un partido muy chivo, como fue torcerle la muñeca a Arsenal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diez + ocho =