Robaron una oficina, quedaron filmados y uno fue apresado

Al menos dos ladrones ingresaron la madrugada de ayer en la oficina de Juan Miguel H., de 37 y maestro mayor de obras, ubicada en la ciudad de Roldán, y robaron tres armas de fuego y unos 250 mil pesos que el profesional tenía para pagar a sus proveedores. Lo que no tuvieron en cuenta los ladrones, es que en la propiedad donde se encuentra el lugar asaltado hay cámaras de videovigilancia que captaron y sus rostros y poco después permitieron el arresto de uno de ellos y el recupero de lo sustraído.

Todo ocurrió la madrugada de ayer en un complejo de oficinas que se erige en Sargento Cabral y San Martín, en la zona céntrica de la vecina ciudad de Roldán. Cuando ayer a la mañana Juan Miguel H, arribó para trabajar se encontró con que las rejas que protegían una ventana trasera había sido forzada y manos anónimas habían revuelto todos y cada uno de los rincones de la oficina.

En su denuncia, la víctima consignó que le habían robado 250 mil pesos en efectivo, un revólver Smith&Wesson calibre 44 Magnum, otro revólver de la misma marca calibre 3.57 y una pistola Glock calibre 9 milímetros además de cargadores y municiones de distintos calibres.

Lo que los ladrones no sabían es que en la esquina donde está la oficina hay cámaras de videovigilancia que captaron su accionar, lo que permitió a los policías de la seccional 6ª de Roldán identificarlos y poder llegar a uno de los ladrones.

En ese sentido, cuando el propio jefe de la seccional supo que la víctima había identificado al ladrón y se dirigí a la casa del mismo, salió en su vehículo personal hacia el domicilio, en Tucumán al 800 de la misma ciudad de Roldán para evitar todo tipo de encontronazo o males mayores.

Rodeado por la policía, el joven ladrón no tuvo oportunidad de resistirse a su arresto y fue identificado como Martín Andrés C., de 24 años. El mismo muchacho, una vez detenido, condujo a los pesquisas hasta la casa de su abuela, a unos 200 metros de su vivienda, donde “ante la presencia de testigos y filmando las actuaciones”, se secuestraron las tres armas robadas, las que según las fuentes estaban debidamente registradas por su propietario, 10 mil pesos en efectivo y 1.300 dólares que sería sólo parte del botín con el que se habían alzado los maleantes.

Asimismo, a partir de las filmaciones los policías pudieron identificar al otro ladrón, domiciliado en la zona de Tucumán y Amenábar de Roldán y por lo tanto vecino del detenido, quien hasta anoche no había sido localizado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =