RECLAMOS DEL CÍRCULO DE SORDOS EN DERECHOS HUMANOS

Integrantes de la entidad plantearon problemas que en el marco de la pandemia dificultan la relación de quienes sufren tal discapacidad.

La reunión de la comisión de Derechos Humanos la presidió su presidenta, Susana Rueda, de Rosario Progresista; a quien acompañó en el Salón de los Acuerdos “Dr. Lisandro de la Torre” la edila Alejandra Gómez Sáenz, del Frente de Todos-PJ, mientras que por teleconferencia participaron Ana Laura Martínez, de Juntos por el Cambio, y Daniela León, de la Unión Cívica Radical-Juntos por el Cambio.
En tanto por el Círculo de Sordos participaron su presidenta y su secretaria, Gabriela y Fernanda, respectivamente.
Las representantes de la entidad sostuvieron que “es muy difícil la accesibilidad” y la remarcaron específicamente “ahora”, para indicar con relación a los programas televisivos que “con lo que sobreimprimen en los zócalos, se tapa al intérprete de la lengua de señas”.
De igual modo consignaron que “hay quienes completaron la educación y pueden leer, pero hay quienes no”, por lo que les resulta indispensable -remarcaron- poder ver al intérprete de la lengua de señas.
Indicaron que “la lengua de señas es nuestro idioma” y en tal sentido precisaron que “no es lenguaje, sino lengua de señas”. Al respecto explicaron que “la lengua de señas es un conjunto de signos”, entre otros elementos. Reafirmaron que al no poder apreciar al intérprete “se rompe la accesibilidad de la comunicación”.
Al intervenir la concejala Gómez Sáenz, indicó que se había aprobado un proyecto para que se solicite a los canales de televisión que se respete la accesibilidad para los sordos.
Por otra parte las integrantes del Círculo de Sordos indicaron que “la accesibilidad es menor por el uso del barbijo” y que ello les complica al momento de realizar un trámite o concurrir por ejemplo a un efector de salud.
La concejala Gómez Sáenz recordó la existencia de una ordenanza, la Nº 8.033, de autoría de la edila León, que “exige que en todas las dependencias municipales exista un intérprete de la lengua de señas” y marcó que “en éste momento sería fundamental que se cumpliera”.
Al respecto la concejala León, recordó que la ordenanza es del 2006 “se trabajó con las organizaciones y es un reclamo de larga data”.
Precisó que la normativa establece la obligatoriedad del intérprete de lengua de señas “en los espacios públicos de atención al público”, para consignar que están “excluídos del sistema, en la salud, en la cultura”.
La concejala Gómez Sáenz propuso un decreto respecto a “por qué no está implementado” la normativa.
En tanto la edila León planteó un decreto planteó un decreto con “un protocolo” con relación al Covid-19 y la atención de las personas sordas
Por su parte la titular de la comisión, Rueda, sugirió “hacer un protocolo de atención en la pandemia para las personas con distintas discapacidades”.

FUNCIONARIOS DEL ENRESS EN PLANEAMIENTO

Brindaron sus opiniones respecto a proyecto sobre medición en departamentos de edificios.

La reunión semipresencial se realizó en el Salón de los Acuerdos “Dr. Lisandro de la Torre” presidida por la titular de la comisión, María Fernanda Gigliani, de Iniciativa Popular, en tanto que a través del sistema Zoom participaron Agapito Blanco y Roy López Molina, de Cambiemos; Fabrizio Fiatti, de Creo, y Verónica Irizar, del bloque Socialista.
Igualmente concurrieron el presidente del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), Oscar Urruty, y los directores del organismo, Anahí Rodríguez y Leonel Marmiroli.
Los integrante del Enress asistieron para exponer respecto a la medición del servicio de agua, a partir de la iniciativa del ex edil del bloque Socialista, Horacio Ghirardi, para que se determine la medición por departamento en los nuevos edificios que se construyan.
El titular del ente, Urruty, sostuvo que “habían estado viendo” el proyecto y que “en líneas generales coincide con lo que el Enress viene planteando, con la concesión a la empresa francesa y luego de recuperar la empresa el Estado”.
Indicó que a partir de la medición “se cuida el recurso, controla el usuario el consumo y la empresa puede controlar pérdidas”. Enfatizó que “el Ente viene sosteniendo la necesidad de la micromedición” y consignó que “en Rosario el 27 por ciento de las cuentas de Aguas Santafesinas SA (Assa) tienen medición” para marcar que “hemos requerido que la empresa tenga una política más agresiva” en tal sentido.
A su turno el director del organismo, Marmiroli, manifestó que “el agua es un recurso escaso, y mientras más aumenta la micromedición, más disminuye el consumo”. Recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) estima 100 litros por persona por día y “según los datos de Assa se consumen 450 litros”.
Con relación al costo de los medidores dijo que “el medidor tipo turbina que es el que se utiliza, cuesta 50 dólares y para realizar telemedición, 170 dólares. No es un gran costo y tampoco me parece que es tan complejo llevarlo a cabo”.
Por su parte la directora Rodríguez resaltó que “hace mucho que el organismos viene sosteniendo la micromedición” y en tal sentido destacó lo realizado en los últimos años por Assa, para mencionar que “Santa Fe está por encima de la media nacional” en cuanto al tema.
Remarcó la importancia de la medición “no sólo porque el agua es un bien escaso y limitado, sino para llevar equidad en cuanto a lo que se consume, porque hoy se realiza por el sistema presunto que ha quedado de la época de Aguas Provinciales”. Asimismo sostuvo que a partir de la medición “repercute de manera directa en el bolsillo del usuario y transparenta el uso”, para ejemplificar sobre la existencia de pérdidas, “en el inodoro o la cocina, cada vez que lavamos el auto o llenamos la pileta de natación”. Y acotó que “me parece que es un gran paso avanzar en el sistema de medición”.
Abrió el tramo de las preguntas la concejala Gigliani, respecto a las autorizaciones legales, y de los consorcios en tal sentido.
Al respecto Rodríguez indicó que “de la misma manera que realiza la Empresa Provincial de la Energía (EPE), lo estaría haciendo Aguas y la constructora” y recordó que desde el Enress se trabajo para cambiar la cuestión formal y aludió a un convenio que se firmó con Assa y el entonces Ministerio de Infraestructura y Transporte para que la autorización de los consorcios para instalar medidores “sea por mayoría simple”.
Con relación a la colocación de un medidor por edificio, aludió como problema que luego se abonaría en los gastos centrales y que si alguien nos los paga lo abonaría todo el consorcio.
En tanto el titular del Eress, Urruty, dijo que la ley Nº 11.220, que regula la prestación del servicio en la provincia y el Reglamento del Usuario, “plantean la obligación de permitir al personal de la empresa prestataria revisar las instalaciones”.
El director Rodríguez por su parte hizo referencia a dos ejemplos. Indicó que en la ciudad de Venado Tuerto, cuyo servicio es prestado por una cooperativa, la ordenanza establece que el desarrollador “debe ponerse de acuerdo con la cooperativa sobre cómo se deben instalar los medidores”, y en Mar del Plata, en la ordenanza se establecen los detalles de cómo se debe hacer el gabinete en los edificios para la instalación de los medidores.
Ante una consulta de uno de los asesores respecto a la ubicación de los medidores en cada edifico, el arquitecto Urruty, expresó que “cada diseñador deberá disponerlo”.
Por su parte una de las asesoras preguntó sobre “qué es lo tan complicado” para su colocación, el presidente del Enress indicó que actualmente, dado que es a través del consumo presunto la empresa, presume el consumo de vivienda u oficina, y tiene una previsión de ingresos, “es muy probable que los consumos disminuyan y la facturación caiga”.
En tal sentido recordó que “la empresa francesa -cuando el servicio estaba privatizado- había hecho una campaña de desprestigio del medidor, diciendo que iba a subir el costo”.
En una nueva intervención la directora Rodríguez expresó que “la empresa tiene experiencia en micromedición” y en tal sentido indicó que el servicio en la ciudad de Firmat se encuentra completamente medido y en la ciudad de Cañada de Gómez, es del 96 por ciento.
El concejal Blanco preguntó si estaba cuantificado el porcentaje que se pierde de agua y en tal sentido Urruty dijo que se producen 380 millones de metros cúbicos en las plantas que Assa tiene en la provincia y se pierden 190 millones”.


Algunos expedientes
Los ediles analizaron posteriormente diversos expedientes y dieron despacho a un mensaje del Departamento Ejecutivo que otorga grado de protección 2 A al estacionamiento lindero al Museo de la Memoria, en Córdoba y Moreno, y en el mismo sentido se otorgó despacho a una modificación en cuanto a una propiedad incluida en el régimen de preservación en avenida Wilde 242.
Ante una intervención de la asesora del bloque Ciudad Futura, se acordó elaborar un pedido de inspección, para ser planteado sobre tablas, ante una supuesta construcción que se habría realizado sin autorización y en su caso la aplicación de las sanciones correspondientes.
Obtuvieron proveído favorable y se remitieron a la comisión de Gobierno mensajes del Departamento Ejecutivo con relación a convenios para construcciones en propiedades incluidas en el marco de preservación patrimonial en Rioja al 500 y en Santa Fe y Entre Ríos.
En tanto quedó en estudio un mensaje sobre otra propiedad de preservación patrimonial en Tucumán al 2000.
Se anunció, en otro orden, que en la reunión del próximo lunes, 27 de julio, concurrirá el secretario de Desarrollo Económico y Empleo municipal, Sebastián Chale, para referirse al proyecto del Departamento Ejecutivo de nueva ordenanza de suelo productivo.

REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE SALUD

Durante la misma, se estudiaron las propuestas de modificaciones para diferentes proyectos que se encuentran en análisis. También se acordó dar proveído a otras comisiones y se consensuó dar despacho, la semana entrante a algunas de las iniciativas que se vienen considerando.

Desde el Salón de los Acuerdos «Dr. Lisandro de la Torre», fue presidida por el titular de la comisión, Lisandro Zeno, del Partido Demócrata Progresista. Participaron también Susana Rueda, de Rosario Progresista, y por teleconferencia, Alejandra Gómez Saenz, del Frente de Todos-PJ; Ariel Cozzoni, de Unite- Un Gol para Rosario, y Marcelo Megna, de la Unión Cívica Radical.

En el encuentro, se acordó dar despacho la próxima semana a diversos proyectos. Del concejal Aldo Pedro Poy, del Partido Demócrata Progresista, un decreto que requiere la normalización de la toma de presión arterial en las farmacias. De la edila Germana Figueroa Casas, de Juntos por el Cambio, la regulación de un régimen de limpieza en domicilios particulares. De la concejala Lorena Carbajal, del bloque Socialista, la implementación de unpProtocolo de visitas controladas de familiares, en instituciones de adultos mayores.

Se dio proveído a otras comisiones de diferentes iniciativas. De la concejala Carabajal, la incorporación al Programa Promusida, de la distribucion de barreras de latex en centros de salud. De la edila Caren Tepp, de Ciudad Futura-FSP, un informe al Departamento Ejecutivo, sobre muertes perinatales y de la comisión de Feminismos, una modificación al Protocolo de Atención integral para las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo.

Finalmente, de la concejala Renata Ghilotti, de Cambiemos, se pusieron para el estudio dos iniciativas, la creación del Programa Playa Libre de Humo y el Programa Rosario se Mueve sin Violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =