Protesta en Río de Janeiro contra la violencia policial

Cientos de vecinos indignados del Complexo do Alemao, uno de los complejos de favelas más grandes de Río de Janeiro, marcharon para exigir un freno a la violencia tras la muerte de una niña a causa de una bala perdida.

Ágatha Sales Félix, de ocho años, fue herida de bala el viernes por la noche durante un enfrentamiento entre policías que se encontraban en la comunidad y delincuentes. La menor fue atendida en un hospital de la zona norte de la ciudad, pero no resistió a las heridas y falleció. Los vecinos de Alemao culpan a la policía por su muerte. La fuerza, en tanto, confirmó el fallecimiento luego de un tiroteo y señaló que ha abierto una investigación. Según la versión oficial, los agentes se hallaban en una esquina de la favela al momento de ser atacados desde varias direcciones y respondieron el ataque. No se informó sobre otros heridos ni tampoco hubo detenidos por el incidente.

“Justicia, justicia!”, gritaban cientos de vecinos durante una marcha por los barrios en la que portaron carteles con frases como “Basta de muertes” y “Más escuelas y menos tiros”. “No había tiroteo cuando Ágatha fue baleada. Nosotros sabemos todas las atrocidades que suceden aquí, no podemos morir por culpa del Estado. Tenemos que luchar para poder vivir”, reclamó Renata Trajano, vecina del complejo Alemao. Los vecinos responsabilizan al gobernador Wilson Witzel por el incremento de las muertes en favelas durante operaciones de la policía. Según datos oficiales, en los primeros ocho meses del año han muerto 1.249 personas a manos de la policía, la mayor cifra desde 1998 cuando comenzaron los registros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 3 =