Prófugo por una balacera frente a un cementerio.

Tiene 16 años y al parecer se escondía en una casilla de la villa La Cariñosa, donde lo fueron a buscar la madrugada del martes

El lunes 14 de septiembre unos 60 familiares de Iván Leguizamón se agolpaban a las puertas del cementerio La Piedad para despedir al pibe de 24 años acribillado la noche del viernes anterior en barrio Los Hornitos. A metros de la entrada al cementerio de Provincias Unidas y 27 de Febrero, un muchacho bajo de un Fiat Punto gris y compró un clavel rojo en una florería. Acto seguido comenzó a disparar contra los allegados a Leguizamón. Uno de esos disparos impactó en la cabeza de un familiar político del difunto; otro en el parabrisas de una Renault Kangoo gris del padre de Leguizamón y un tercero en una Ford Eco Sport blanca del director de La Piedad.

En el Fiat Punto iban cuatro hombres, entre ellos dos que ya fueron detenidos por este crimen: Gonzalo M. e Iván H., imputado la semana pasada como quien conducía el auto. También estaban a bordo del Fiat un adolescente de 16 años apodado “Leíto” y un cuarto integrante apodado “Guaso” que hasta anoche seguía prófugo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once + 15 =