Producción de carne estable pero menor comercio internacional por la pandemia

La producción mundial de carne vacuna se mantendrá estable aunque el comercio internacional se verá afectado, con China y Japón como los únicos países que crecerán en importaciones.

La producción mundial de carne vacuna se mantendrá estable aunque el comercio internacional se verá afectado, con China y Japón como los únicos países que crecerán en importaciones.

De acuerdo con el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA), la producción mundial de carne vacuna se mantendría prácticamente sin cambios durante 2020 con una fuerte caída de Australia (14%), amortiguada por leves incrementos en la producción en Brasil, China, México y Canadá.

Por la Covid-19, los flujos internacionales de carnes fueron seriamente afectados y en la mayoría de los países la demanda por consumo de carnes mostró una tendencia decreciente por las restricciones a la circulación de las personas y caída del consumo fuera del hogar, cierres en el sector Horeca (hotelería, restaurantes, servicios de comida), interrupciones en los fletes internaciones, bloqueos en puertos y aeropuertos, etc.

En esta nueva proyección sólo China y Japón mantendrían una tasa de crecimiento positiva, aunque significativamente menor a la proyectada previo a la Covid-19”

El USDA corrigió a la baja sus proyecciones para el comercio internacional de carne vacuna: en enero estimaba un crecimiento de 10% en las importaciones de carne de los principales mercados, impulsadas principalmente por China (+33%).

Sin embargo, en abril proyectó una desaceleración y ubicó las importaciones de los principales 10 compradores de carne por debajo de sus compras de 2019, con una baja de casi 1%.

En esta nueva proyección sólo China y Japón mantendrían una tasa de crecimiento positiva, aunque significativamente menor a la proyectada previo a la Covid-19.

En el caso de China, se estima que el crecimiento de las importaciones en 2020 sería de 15% (menos de la mitad del crecimiento esperado en las primeras proyecciones), casi 500.000 toneladas menos que en las proyecciones previas.

Además de China, Japón mantendría una tasa de crecimiento positiva de sus importaciones de carne vacuna, de 2%, mientras que el resto de los principales importadores del mundo reducirían sus compras de carne.

Desde el lado de la exportación de carne vacuna, las proyecciones de crecimiento también fueron corregidas a la baja por el USDA: en enero estimaba un crecimiento de casi 7%, mientras que las proyecciones posteriores presentan las exportaciones de este año por debajo de las correspondientes a 2019, con una caída de 2%.

De acuerdo con esta nueva estimación del USDA, sólo tres países mantendrían tasas de crecimiento en sus exportaciones durante 2020: Canadá (12%), Brasil (8%), México (2%), en tanto que todos los demás países exportadores alcanzarían niveles de exportación por debajo de 2019, con caídas más marcadas de Australia (-19,5%), Argentina (-11,5%), Nueva Zelanda (-2%) y Uruguay (-1,5%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − dieciocho =