Pichetto cree que el oficialismo ganará la elección en primera vuelt

El candidato a vice de Juntos por el Cambio está confiado que Macri será reelecto en octubre, sin necesidad de definir la contienda en un ballottage.

El precandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, dijo ayer que tiene la “intuición” de que la elección presidencial se definirá en primera vuelta y que “no va a haber ballottage”, y reafirmó que en el proceso electoral se elegirá entre dos modelos antagónicos de país que definirán “el futuro de la Argentina de los próximos 30 años”.

“La primera vuelta de octubre que creo que va a ser la definitiva, creo que no va a haber ballottage, es una intuición, no está fundada en ninguna encuesta, es una percepción de cómo va a estructurase la política después del proceso de la primaria”, sostuvo el senador peronista en un encuentro con mujeres empresarias en el hotel Savoy.

Pichetto consideró que en el proceso electoral se “enfrentan” dos modelos antagónicos y advirtió que “hay que tener cuidado con los mensajes demagógicos peligrosos” al renovar sus críticas a los candidatos del Frente de Todos Alberto Fernández ( para presidente) y Axel Kicillof (para gobernador bonaerense) por sus aseveraciones sobre un eventual cepo y el no pago de intereses de las Leliqs.

“Creo que cuanto más lejos se está del poder más tonterías se dicen”, sostuvo el senador parafraseando a un ex diputado radical (Raúl Baglini), y advirtió que tras las Paso del 11 de agosto habrá en Argentina “un proceso de reformulación política”.

Para el candidato a vicepresidente, en la próxima elección se enfrentan “una coalición de centroizquierda, generosamente, de izquierda populista latinoamericana, y otra coalición de centro que agrupa también a sectores de la derecha”.

En el proceso electoral, remarcó, “se va a definir el futuro de los argentinos de los próximos 30 años, no es una elección menor”.

Pichetto consideró que los argentinos deberán resolver en este comicio si el país “va a volver atrás con políticas que ya no se aplican en el mundo”, y advirtió que se debe analizar el futuro de la Argentina en el marco del contexto internacional.

“Hay que analizar a la Argentina en un mundo que es más egoísta que debe mirar cómo se integra, pero también cómo se defiende, cómo defiende sus empresas, si se cierra frente a migraciones que impactan en sus economías, y también migraciones que tienen componentes delicitivos, un mundo que no me gusta, pero que hay que comprender”, se explayó ante un auditorio compuesto por integrantes de la Convergencia Empresarial de Mujeres.

Pichetto planteó que el presidente Mauricio Macri lo convocó a conformar el mismo espacio porque entiende que “es muy difícil sostener un gobierno con minoría y que se requiere de una mayor sustentación política”, y que “Argentina tiene que ir hacia un marco de concertación y de acuerdos” con todos los sectores.

En un panel moderado por la periodista Liliana Franco y el polítologo Luis Tonelli, el senador respondió preguntas sobre una eventual reforma laboral, sobre posibles cambios al sistema previsional y sobre la necesidad de resolver “la carga impositiva” a la que calificó de “compleja en función del gasto público”.

“Cuando hablamos de carga impositiva tenemos que hablar de gasto. El 65 por ciento del Presupuesto es gasto de seguridad social y previsional, y esto lo hicimos entre todos, el gobierno anterior y también se ha continuado en este tiempo sin ningún tipo de reformulación, con un gasto consolidado que aumenta”, precisó.

Sobre el sistema previsional, cuestionó lo que definió como “este mundo alegre de moratorias sin tiempo, que impacta sobre el sistema”, reiteró que “no puede haber jubilación sin aporte” y evaluó que Argentina debe ir hacia “sistemas laborales más dinámicos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × uno =