Organismos infanto juveniles del municipio tocaron junto a Divididos

Alumnos y alumnas del programa Territorios Musicales tuvieron la oportunidad de compartir escenario el viernes y sábado pasado con una de las bandas más importantes del rock argentino.

Los Organismos Infanto Juveniles, pertenecientes al Programa Municipal ‘Territorios Musicales’ que lleva adelante la Secretaría de Cultura y Educación municipal, a través de la Dirección de Gestión Territorial, vivieron una experiencia inolvidable el pasado viernes 3 y sábado 4 de noviembre al participar de los conciertos que brindó la aclamada banda de rock argentino Divididos.

La invitación llegó directamente de los integrantes de la banda a la Secretaría de Cultura y Educación, y desde el Programa se coordinó la participación de alumnos y alumnas de tres proyectos que forman parte de esa iniciativa general: Niños, niñas, adolescentes y jóvenes de las bandas Rosa Ziperovich, del distrito Sur, Villa Hortensia, del distrito Norte y Escuela Orquesta Barrio Ludueña, del distritro Noroeste, que tuvieron la oportunidad única de compartir escenario con Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella.

La coordinación general de la actividad estuvo a cargo de Mariángeles Carmona, que trabajó arduamente para asegurar que todo saliera según lo planeado. Por su parte, Carlos Goldfeld, director de la banda Villa Hortensia, estuvo a cargo de la dirección musical de la propuesta.

“Cuando llegamos al ensayo resulta que Ricardo Mollo no tocaba la guitarra y Diego Arneda no tocaba el bajo, tocaba el bombo. Fuimos preguntando y Diego decía que no, que él lo disfrutaba así y que le encanta tocar el bombo, sentir el rebote en el cuerpo, todo eso nos contaba y nosotros íbamos pensando, porque habíamos preparado solamente la parte de vientos, que no teníamos el acompañamiento de la guitarra”, comenzó diciendo Goldfeld.

“Empezamos el ensayo y yo veo que Mollo no agarra la guitarra, entonces le pregunto si podía tocarla, me dice que no, que él prefería cantar, porque también lo tenía ensayado así. Y ahí yo le pregunté si le parecía bien que yo toque la guitarra para redondear esa parte que faltaba, un poco con vergüenza porque semejante guitarrista. Pensé que me iba a decir que no, pero no, el tipo es generosísimo. Así que fue una situación que tuvimos que cambiar en el momento, en un punto donde todo es tan creativo y tan tensionante porque también el tiempo corría, ayuda mucho ese tipo de grandeza, de tranquilidad hacia los presentes. Fue una experiencia muy linda”, relató Carlos Goldfeld.

Cabe destacar que cada proyecto musical del programa tiene su propio director, y en esta ocasión le tocó a Carlos Goldfeld, del distrito Norte. En eventos anteriores, la batuta estuvo en manos de Sebastián Tesei, director de la Banda Rosa Ziperovich, del distrito Sur. El equipo completo participó activamente en esta emocionante oportunidad, demostrando su compromiso y entusiasmo.

La jornada del primer concierto comenzó con la prueba de sonido, donde alumnas, alumnos y el personal que los acompañaba tuvieron la oportunidad de sacarse fotos y pedir autógrafos a los miembros de Divididos. El gesto de la banda al interactuar con todos los grupos fue destacado por su amorosidad, buena onda y calidez.

Tanto el viernes 3 como el sábado 4 de noviembre, un contingente distinto de chicas y chicos se presentó en el escenario. Con un total de 21 lugares disponibles, se formaron dos conjuntos que se presentaron en cada día del concierto.

Durante las presentaciones, tanto al entrar como al terminar la canción, el público  –de manera espontánea– comenzó a corear «Vamos los pibes». La muestra de apoyo generó euforia en los y las participantes, quienes al regresar a los camarines estaban llenos de emoción y energía.

Catalina participa de la Escuela Orquesta Barrio Ludueña y se mostró sumamente agradecida por la oportunidad: “Jamás me imaginé tocando con una banda de rock, siendo este mi género favorito y muchísimo menos con la mismísima aplanadora del rock. Yo los escucho desde que soy muy chica y esta fue mi primera vez escuchándolo en vivo la verdad que la rompieron y también quiero destacar con la calidez humana con la que fuimos recibidos los chicos y yo por la banda y su staff, desde fotos autógrafos hasta abrazos. Los tres integrantes de la banda Mollo, Catriel y Diego, unos grosos y el público ni hablar. Fue todo muy emocionante”, destacó.

El sábado, además de las ovaciones del público, Ricardo Mollo, líder de la banda, dijo en un momento del concierto “la música salva vidas”, resumiendo en una frase el profundo significado del programa ‘Territorios Musicales’, cada proyecto y el trabajo diario que se realiza con los chicos.

Esta experiencia única quedará grabada en la memoria de los y las participantes como un hito en su desarrollo musical y personal. La oportunidad de compartir escenario con una banda tan influyente como Divididos reafirma el valor y el impacto positivo que la música tiene en la vida de los jóvenes talentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *