Newell’s enfrenta una cita de élite, una prueba a superar

Otra vez Newell’s está ante una cita de élite, uno de esos partidos trampolines hacia objetivos superadores, de esos que tuvo en esta Superliga y no dio la talla. Cada vez que un contexto se presentaba propicio para dar un salto, la realidad le advertía que no estaba preparado. ¿Será el de esta noche en La Paternal el del despegue? Porque enfrente estará Argentinos Juniors, encumbrado como sorprendente líder, al menos hasta que empezó esta 14ª fecha. Porque de ganar, y considerando el pendiente ante Independiente (domingo 15 de diciembre), el equipo de Frank Kudelka tendría la chance de quedar escolta de Boca a un punto.

La lucha de Newell’s en esta temporada es por la permanencia en primera división. Aunque hoy parezca más aliviado, es un objetivo del que no puede relajarse. Pero claro, como rápidamente empezó con buena cosecha de puntos y, sobre todo, buenas sensaciones en el campo de juego, el fixture le fue dando chances de mutar de meta, aunque ahí no dio el piné. Fueron momentos de vacilaciones, hasta lógicas. Por eso la oferta de esta noche es tentadora para un ciclo que nació bien pero precisa también consolidarse.

Después de los triunfos iniciales en el Coloso (con el intermedio suspendido insólitamente ante Independiente), Newell’s pudo haber seguido pisando de veras fuerte desde el vamos, pero el Vélez de Heinze le dio un cachetazo. Goleó luego a Huracán, fue más que Central pero no pudo doblegarlo, venció a Aldosivi, empató en la Bombonera y ante un rival directo como Banfield tenía la doble oportunidad: alejarse en los promedios y quedar a 1 punto del líder Boca con una fecha menos. Pero igualó en el Coloso. Enseguida se repotenció con la victoria en Paraná y llegó el quiebre de la visita de Maradona al Parque. Enfrentaba al penúltimo Gimnasia, podía ser un virtual puntero, pero el lobo lo mandó a la lona.

Ya entonces Kudelka advirtió que la fiesta organizada por el club para el regreso de Diego debió ser para otra oportunidad. La libre interpretación dirá que Newell’s no estaba para ponerse el traje de fiesta, que lo suyo debía seguir siendo overol y la visita a Córdoba así pareció confirmarlo. Pero lo dicho, por algo este equipo tuvo ocasiones de empoderarse, porque insinúa que puede estar para algo más. Así llegó al nuevo triunfo sobre Defensa y Justicia, que otra vez le hace un guiño a un mayor protagonismo. Acicalado además con que Argentinos, el que ganó casi todo lo que jugó en su estadio (sólo empató en la 1ª fecha ante River), viene de ser goleado por el irregular San Lorenzo y acaso también le hayan entrado dudas, después de permanecer cuatro fechas arriba.

La victoria de ayer de Boca sobre Unión dejó de nuevo al xeneize sólo arriba, ya que Lanús fue otro que se mareó en las alturas y, tras perder el clásico con Banfield, también cayó en Florencio Varela el sábado. Argentinos precisa ganar para mantener ese status, pero si al bicho le pasa lo mismo que al granate, Newell’s bien podría aprovecharlo. Y superar al fin una prueba que pueda potenciarlo. Más allá de que su pelea siga siendo punto a punto por la tabla de abajo, la de arriba siempre aparece lo suficientemente seductora. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − seis =