Murió Bonadio, el juez que tramitó la mayoría de las causas contra Cristina

El juez federal Claudio Bonadio falleció ayer a los 64 años, en su casa del barrio porteño de Belgrano, a raíz de un tumor cerebral detectado el año pasado y mientras estaba de licencia en los tribunales de Retiro.

El magistrado, que había cumplido años el 1º de febrero último, murió poco después de las 6 de la mañana en su domicilio, donde ya recibía cuidados paliativos.

Las principales causas que tramitó Bonadio en los últimos años, centradas en investigar al kirchnerismo, fueron ya enviadas a juicio oral y público a cargo de diferentes tribunales y se encuentran en etapa de preparación.

Tras la feria judicial de enero el magistrado no volvió a su juzgado y había solicitado licencia hasta el 29 de febrero próximo. Por sorteo, quedó designado en su reemplazo su colega Sebastián Casanello hasta ese día y luego será la Cámara Federal porteña la que defina si prorroga esta subrogancia o realiza un nuevo sorteo para el juzgado federal 11 que acaba de quedar vacante.

Bonadio estuvo a cargo del juzgado federal 11 porteño durante 26 años, desde que fue nombrado en 1994 por decreto en la presidencia de Carlos Menem, al ampliarse el fuero que investiga delitos de corrupción pública y narcotráfico.

El magistrado fue el primero en procesar a la actual vicepresidenta y ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en la causa por supuestos delitos con la venta de dólar futuro en el final de su gobierno.

Desde ese día, el 13 de mayo de 2016, avanzó en numerosas causas que involucraron a la ex mandataria y su gabinete; entre ellas la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán por el atentado a la Amia, donde dictó el procesamiento a Cristina y su prisión preventiva, luego revocada por el Tribunal Oral Federal 8 que juzgará el caso.

También, intervino en la primera etapa de las causas Los Sauces y Hotesur, donde luego fue apartado y quedó designado el juez Julián Ercolini.

En 2017, con la aparición de los cuadernos del remisero Oscar Centeno, Bonadio volvió a procesar a la actual vicepresidenta y entonces senadora nacional como supuesta jefa de asociación ilícita con prisión preventiva —y a sus principales ex funcionarios y empresarios— y pidió su desafuero.

El juez fue blanco de reiteradas acusaciones por parte de Cristina Kirchner, quien lo acusó de ser uno de los principales impulsores del “lawfare” contra su persona y la de sus hijos.

Además, la actual vicepresidenta lo tildó de “sicario” en medio de reiterados cuestionamientos, críticas y denuncias por violación del derecho a defensa, en las diferentes pesquisas en las que fue citada a indagatoria.

En 2001, el fallecido magistrado mató a balazos a dos ladrones que intentaron asaltarlo cuando bajaba de su vehículo con un amigo en la localidad bonaerense de Villa Martelli. A este episodio aludía Cristina Kirchner cuando lo calificó de “juez pistolero” en declaraciones públicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cinco =