Mataron de un disparo en la cabeza a Eduardo Trasante, ex concejal y padre de una de las víctimas del triple crimen de Rosario

 Lo asesinaron a plena luz del día en su casa frente a su familia

El ex concejal rosarino Eduardo Trasante, padre de una de las víctimas del triple crimen cometido en Rosario en el Año Nuevo de 2012, fue asesinado esta tarde de un disparo en la cabeza en la zona sur de la ciudad de Rosario, informaron fuentes oficiales.

Según indicaron las fuentes consultadas, a Trasante, quien había renunciado el año pasado al partido Ciudad Futura, lo asesinaron frente a su familia en su domicilio ubicado en la calle San Nicolás al 3600. Interviene en el hecho el fiscal Patricio Saldutti, de Homicidios Dolosos.

De acuerdo a las primeras informaciones, el ex concejal fue atacado por dos personas que tocaron la puerta, la mujer atendió y la obligaron a llevarlos a donde estaba el pastor, quien fue asesinado de un balazo en la cabeza delante de su familia.

Según detallaron fuentes judiciales, los primeros indicios y testimonios aportados a la investigación dan cuenta de que dos hombres no identificados arribaron al domicilio del ex concejal, tocaron timbre y la mujer de la víctima abrió la puerta, en momentos en que fue empujada por los intrusos y fue llevada hacia el fondo de la vivienda donde encontraron a la víctima y le efectuaron dos disparos de arma de fuego, uno en su mano derecha y otro en zona del cráneo, que le produjeron la muerte en el lugar.

Además, se solicitó que se envíe el cuerpo al Instituto Médico Legal para la realización de autopsia. Se le indicó a la brigada de Agencia de Investigación Criminal y al gabinete criminalístico que comiencen a recolectar material fílmico de cámaras de seguridad por la zona, que realice el relevamiento de la escena del hecho y que tome de testimonios y medidas libradas por el fiscal interviniente. En tanto, se secuestró una vaina calibre 9 milímetros.

Trasante era el padre de Jeremías, una de las víctimas del triple crimen de Villa Moreno, asesinado el 1º de enero de 2012. Eduardo en ese momento activó la búsqueda de justicia por su hijo.

Dos años después, el 3 de febrero de 2014, fue asesinado su otro hijo, Jairo Natanael, quien fue muerto de un balazo en el abdomen, en la esquina de Zeballos y Dorrego. Iba en una moto conducida por Walter Riesco. Los dos salían del boliche Chiringo, en Dorrego 1049, junto con amigos. Adentro, habían tenido un encontronazo con otro grupo de chicos, que se prolongó a las piñas en la puerta del local. Cuando todo terminó, Jairo se subió a su moto para volver a su casa. A tres cuadras, le dispararon desde una camioneta.

En 2017 Trasante fue elegido como concejal tras haber encabezado la lista de candidatos de Ciudad Futura. Cerró el debate previo a las elecciones provinciales mostrando el arma con la que había sido asesinado su hijo Jeremías en el triple de crimen de Villa Moreno.

Asumió su banca en diciembre de ese año. Y un año después, en 2018, renunció tras una denuncia de acoso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 7 =