“Maradona nos representa tanto en lo bueno como en lo malo”

Rodada en cuatro países diferentes y en escenarios emblemáticos como la Bombonera porteña o el estadio Azteca mexicano, con un elenco de grandes figuras y una ambientación de época que abarca más de cuatro décadas de la vida del Diego, “Maradona: Sueño bendito” es la gran apuesta de Amazon por conquistar el mercado latino de las series en 2020.

“Lejos de lo que todo el mundo piensa, Diego no nos limitó, no hubo cosas que no nos deja contar. No hubo advertencias de ningún tipo; está más interesado en lo que sí se puede contar, en lo que quiere que se sepa”, explicó el director cordobés Alejandro Aimetta sobre esta ficción en la que actúan los rosarinos Natalia Dal Molin (ver aparte) y Darío Grandinetti.

El reparto estará encabezado por tres Diegos: Nicolás Goldschmidt como el de los humildes inicios en Argentinos Juniors, Nazareno Casero en su etapa más gloriosa en Napoli y la Selección, y Juan Palomino en su tormentosa etapa madura, que incluirá hitos como el homenaje que tuvo en la Bombonera en 2001 y la dirección técnica de la Selección en Sudáfrica 2010.

Reconocidos actores y actrices, también argentinos, encarnarán a toda la nómina de familiares, amigos y enemigos casi tan famosos como el hoy entrenador de Gimnasia y Esgrima de La Plata. Mercedes Morán y Rita Cortese (Doña Tota), Pepe Monje y Claudio Rissi (Don Diego), Laura Esquivel y Julieta Cardinali (Claudia Villafañe), Leonardo Sbaraglia (Guillermo Coppola), Peter Lanzani (Jorge Cyterszpiller), Marcelo Mazzarello (Carlos Bilardo), Darío Grandinetti (César Menotti) o Nicolás Furtado (Daniel Passarella), son algunos de ellos.

Diego Armando Maradona es quizás el máximo héroe que ha dado el deporte más popular del planeta y su perfil eminentemente plebeyo, su irreverencia, sus frases eternas, sus caídas al abismo y milagrosas resurrecciones, sus escándalos y su magnetismo lo erigen en un personaje ideal para explotar en la era de las series de alta calidad.

“Diego es mucho más que un jugador de fútbol”, afirmó Alejandro Aimetta, el cordobés que tiene la responsabilidad de llevar a la pequeña pantalla esta coproducción entre el gigante del streaming Amazon y la mexicana BTF Media, que se verá en 2020 pero aún sin fecha de estreno.

La ficción contará con dos temporadas de diez capítulos cada una. España, parte fundamental de su carrera, tendrá también su espacio. El equipo de guionistas, según confirmó el director, trabajó en colaboración con Maradona, así como con cuarenta personas de su círculo. “Todas las versiones no coincidían. Contamos por contraste lo que cada uno vivió”, apuntó.

“Lo que lo diferencia de cualquier otro jugador es que es cercano, tiene el origen que tuvimos muchos y eso lo hace propio”, explicó Aimetta sobre lo que a su juicio atrae de Maradona, pese a que a menudo no sea héroe sino villano: “No deja de representarnos, tanto en lo bueno como, a veces, en lo malo”. “Es imposible no quererlo, más allá de que se puede no estar de acuerdo con él y que a lo largo de su vida fueron muchos los conflictos que tuvo”, añadió.

La vida y leyenda del “10” fue retratada en documentales como los filmes de Emir Kusturica (“Maradona por Kusturica”, 2008) o de Asif Kapadia (“Diego Maradona”, 2019) o la serie de Netflix “Maradona en Sinaloa” (2019), que mostraba la intimidad de su experiencia como director técnico del equipo mexicano de esa ciudad.

Incluso el crack actuó de sí mismo en la olvidable película de ficción “El día que Maradona conoció a Gardel” (1996), pero hasta ahora su historia nunca había sido objeto de una serie guionada.

“Sueño bendito” será la primera, además de la punta de lanza con la que Amazon dará definitivo impulso a su producción en español para el mercado internacional.

“No le escapamos a ningún tema”, prometió Aimetta, en relación al tono “honesto” que afirma que tendrá la serie para conquistar al público: “Diego es una persona valiente, un personaje «con huevos», y por consiguiente no podíamos dejar de contar la historia desde ese mismo lugar”.

Escrita por Guillermo Salmerón y Silvina Olschansky (“El Marginal”), la serie contó con el visto bueno del propio Maradona, quien mantuvo varias conversaciones con Aimetta antes de que la producción entrara en grabaciones.

“Pero poder profundizar también implica involucrar un contexto y un montón de personajes que están mal llamados secundarios. No es solamente la historia de Diego, sino la historia de un hijo, de un esposo, de un padre, de un amigo, de un hermano”, señaló Aimetta.

Para darle mayor valor de producción, “Sueño bendito” recorrió los escenarios reales en los que se forjó el personaje. El rodaje se llevó a cabo en Argentina, España, Italia y México; no sólo en los significativos estadios en los que deslumbró con su talento, sino incluso en las casas en las que vivió, entre ellas sus viviendas en Paternal y Villa Devoto, en la Ciudad de Buenos Aires. Tampoco se escatimó a la hora de dar cuenta frente a cámara de la magia que el genio desparramó en las canchas.

De acuerdo con Aimetta, el Diego jugador se compuso a partir de “distintas técnicas”: “Desde los actores jugando al fútbol después de muchísimo entrenamiento, con coreografías muy complejas, dobles, animación por computadora. También material documental”.

Misión más compleja le tocó a Nazareno Casero, que siendo diestro interpreta a la zurda, para muchos, más grande de todos los tiempos. “Ahora ya soy prácticamente zurdo. Puedo cobrar alguna falta… La gambeta que más estudié es el enganche para dentro, pero Maradona es indescifrable. Tiene un movimiento único del cuerpo”, explicó Casero en una entrevista con el medio español AS.

Sin embargo la transformación más grande estuvo a cargo de Palomino, que hace al Diego de adulto, y quien debió engordar 20 kilos para el papel, según contó al portal chileno AS: “Maradona es potrero, viveza, la pulsión por romper lo establecido. Me recuerda a Ali. Es políticamente incorrecto. Lee la realidad y se planta frente a ella. Se cae y resucita. Como el Ave Fénix. Y todos hablamos de Maradona. Porque todos somos hijos de Dios”, expresó.

los tres diegos. Nicolás Goldschmidt, Nazareno Casero y Juan Palomino encarnan al astro a lo largo de su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 15 =