Lucas Villarruel, el octavo pasajero que se suma al Newell’s de Kudelka

Mientras el refuerzo Lucas Albertengo podría ser titular ante Independiente, ayer llegó otro Lucas: Villaruel. Es volante central y viene de ser titular en defensa y Justicia, justo ante el Rojo. Kudelka lo conoce de Huracán.

A menos que Newell’s venda algún jugador al extranjero, Lucas Villarruel es el último pasajero en sumarse al plantel de Frank Kudelka. Aunque para algunos fue una sorpresa y su nombre no es de los rutilantes, sí es una figura bien conocida por el entrenador leproso, que lo dirigió en su paso por Huracán. Precisamente, en el equipo de Parque Patricios jugó mucho y superó la barrera de los 100 partidos. Es volante central, posición en la que el conductor rojinegro insistió mucho en reforzar y de hecho llegaron dos jugadores en ese puesto. Hoy se sumará al grupo y así la dirigencia cumplió con reforzar en todas las líneas.

Anoche se cerró el libro de pases en la Superliga y sólo habrá una extensión para aquellos clubes que se desprendan de algún jugador al exterior y tengan la posibilidad de traer alguno que no esté actualmente en el fútbol argentino, sea foráneo o extranjero. Y Newell’s, como varios equipos, anotó sobre el límite a un nuevo refuerzo. Se sabía que Kudelka buscaba otro volante, de hecho le ofrecieron al chileno Francisco Silva (Independiente) pero optó por un jugador que conocía de los tiempos de Huracán. El hoy entrenador leproso dirigió al Globo en la B Nacional en 2013 tras la salida de Antonio Mohamed y Villarruel siempre fue parte de su equipo. El volante fue además campeón de la Copa Argentina en 2014 en la final ante Central, cuando lo dirigía Néstor Apuzzo, y de hecho volvió a primera al final de ese año.

Villarruel, de 28 años, surgió en el club de Parque Patricios y estuvo ahí hasta 2016, jugó dos temporadas en Olimpo y finalmente desde mediados del año pasado estaba en Defensa y Justicia, donde no era titular mientras estuvo Sebastián Beccacece, aunque casi siempre fue una alternativa en el banco. Y con la llegada de Mariano Soso recuperó el puesto y de hecho estuvo en el debut con derrota ante Independiente (ver aparte). También antes, en el triunfo ante Gimnasia por penales de Copa Argentina.

De esta manera, Kudelka sumó en todas las líneas a jugadores conocidos por él, algunos que tuvieron su mismo representante, como Matías Orihuela o Santiago Gentiletti, y otros a los que dirigió, como Rodrigo Salinas y ahora Villarruel. Todos tuvieron su visto bueno, como Cristian Lema, Julián Fernández, a quien dimensionó bien de su pasó último por el fútbol chileno, y Lucas Albertengo (el arquero Ramiro Macagno sería el único que no entraría en esta categoría).

Kudelka sumó entonces en el arco, en la zaga central y el lateral zurdo, en la zona de contención del mediocampo, y en el ataque. No buscó volantes creativos, conforme quizás con la continuidad de Mauro Formica y obviamente con Maximiliano Rodríguez, a quien si bien lo ubica de delantero, sabe retrasarse para hacerse de la pelota.

Villarruel fue dejado ir por Defensa porque contrató en su posición al colombiano Raúl Loaiza. Y el volante seguramente busca asegurar continuidad tras una temporada en la que jugó poco y nada. Ahora Newell’s se retira del mercado y Kudelka dejará de buscar afuera para sacar lo mejor de adentro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

6 + 9 =