Los municipales desoyen la conciliación obligatoria.

La medida de fuerza se cumple en todos los municipios de la provincia. Festram rechaza las sumas fijas otorgada por el gobierno y exige recomposición salarial.

Como señal de protesta y malestar colectivo, los trabajadores municipales  comenzarán hoy una medida de fuerza de tres días. Con la intención de reducir la circulación y la concentración de personas, y teniendo en cuenta las medidas sanitarias restrictivas para enfrentar el coronavirus, la determinación gremial no incluye asistencia a los lugares de trabajo. La medida de fuerza se realiza pesa a que la Provincia decretó ayer lunes una conciliación obligatoria.

Aunque los referentes de Festram (Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales de la provincia de Santa Fe) garantizaron que se brindarán los servicios de guardias mínimas, en cumplimiento con todos los protocolos en esta etapa de pandemia.

Ante el escenario de falta de acuerdo, los representantes paritarios de Festram, dispusieron esta protesta porque rechazan las sumas fijas recibidas, y exigen una recomposición salarial.

Los representantes gremiales remarcan que los intendentes insisten en imponer la política salarial que el gobierno de la provincia dispuso unilateralmente, pero extendida en el tiempo, con una suma no remunerativa ni bonificable de tres mil pesos, para los meses de septiembre, octubre y noviembre.

Advierten además que no hay ningún compromiso de actualización de las asignaciones familiares, y la protección de la salud laboral ha empeorado notoriamente, avanzando con casos de coronavirus en el ámbito de municipios y comunas.

Asimismo, se agrega la decisión de las ART, de no cubrir a los trabajadores santafesinos al Covid-19 como enfermedad profesional, lo que deja expuesta la precariedad con que muchos compañeros y compañeras están desarrollando su labor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 + diecinueve =