Los dos grandes espacios sindicales de la ciudad sellaron la unidad

El Movimiento Sindical Rosarino (MSR) y el Movimiento Obrero Rosarino (MOR), dos de los grandes nucleamientos sindicales locales, sellaron ayer la unidad con la consigna de resistir la actual política macroeconómica y militar para lograr un cambio de gobierno de cara a las próximas elecciones presidenciales y definieron una agenda común de trabajo que se materializará con una presencia conjunta en la calle.

“Hoy estamos sellando la unidad del movimiento obrero en Rosario”, resumió Antonio Ratner del Sindicato de Municipales, mientras que Alberto Botto, del Sindicato de Luz y Fuerza, señaló que están trabajando para concretar en poco tiempo “un gran acto en la ciudad con impronta solidaria contra el desempleo y el hambre en barrios”, agregó.

Esta confluencia de acción tiene como eje unívoco la oposición al gobierno de Mauricio Macri y, según anticiparon los dirigentes _que formaron parte de una multitudinaria mesa de trabajo ayer en la sede de la Asociación Bancaria_ es un “camino previo” a la unificación de la CGT Rosario y “un mojón para lograr ese objetivo”, que permitiría confluir en la unidad del movimiento obrero local.

Este primer en el camino a la unidad muestra un alto nivel de representatividad por la cantidad de gremios que la conforman. Por el lado del MSR, los sindicatos de Luz y Fuerza, Judiciales de Santa Fe, Sadop, Correo, Atsa Rosario, Sitratel, Sutracovi, Bancarios, Vendedores de Diarios (Sivendia), Amas de Casa Rosario (Sacra), de Trabajadores Cadetes (Sucmra), del Personal Legislativo Santafesino (Apel) y la Federación Argentina de Telecomunicaciones (Fatel).

En tanto, por el MOR que a nivel nacional responden a Camioneros de Moyano, reportan los sindicatos de Recolectores, Municipales, UOM, Smata, Carne, Dragado y Balizamiernto, Estatales de Norte, Comercio, Sutpa, Obras Sanitarias, Sutpa (peaje), Propaganda Médica, Amra, Supa (Portuarios), Junta Nacional de Granos y Panaderos, entre otros.

En el encuentro los dirigentes reconocieron el error de haber movilizado por separado en los últimos paros contra el gobierno nacional, aunque destacaron que “sólo obedeció a una cuestión organizativa”. De todos modos, señalaron que fueron los propios trabajadores los que demandaron una manifestación conjunta.

“De acá en adelante marcharemos juntos”, reafirmó Analía Ratner, secretaria general de La Bancaria.

Con esa grieta saldada, desde ambos nucleamientos comenzaron a acercar posiciones, discutir y consensuar una forma de sellar la unidad, que en lo concreto se traducirá en “movilizar todos juntos, representarnos, apoyarnos mutuamente ante cualquier dificultad que tenga algún sindicato en particular”, agregó Antonio Ratner. Y citó el caso de la particular situación que vive Smata, el gremio de los mecánicos, que está atravesando por una crisis de la industria y, según señalaron sus dirigentes, se verá afectado aún más por el acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea.

En ese marco, Botto señaló que “está en plena organización un acto en Rosario, que puede ser con impronta solidaria, porque sabemos lo que ocurre en los barrios, la gente está muy necesitada”, dijo.

“Las políticas de este gobierno lograron que todos los sindicatos de la ciudad nos uniéramos contra el ajuste y por la situación de los trabajadores”, resumió Claudia Indiviglia, de Estatales Norte.

Paritaria

La Mesa de Unidad Sindical (MUS) que componen las federaciones telefónicas del país pidieron con carácter de urgencia apertura paritaria a las distintas empresas del sector. En ese sentido, el gremio local Sitratel, que compone la Federación Argentina de Trabajadores de Telecomunicaciones (Fatel) es parte de este pedido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =