Los departamentos Vera y 9 de Julio, muy afectados por la inundación

Las tierras del norte provincial que está afectadas por abundancia de agua desde diciembre sufrieron en los últimos días un nuevo azote por las abundantes precipitaciones y la llegada de aguas de Santiago del Estero y Chaco.

Se estima que se encuentran bajo agua un 80 por ciento del departamento Vera y un 60 de 9 de Julio.

Hay localidades como Villa Guillermina que entre domingo y lunes padecieron la caída de 230 milímetros y están muy afectadas. Más en el centro provincial, hay localidades como Sauce Viejo que sufren el desborde del arroyo Los Padres, que invadió en la madrugada de ayer la calzada de la ruta 11. Para ese entonces la Agencia de Seguridad Vial provincial ya realizaba cortes y desvíos preventivos, que se mantuvieron todo el día de manera total para tránsito pesado y liviano.

El caudal del arroyo venía siendo monitoreado desde el domingo cuando se registraron importantes precipitaciones en la región centro de la provincia, con desagüe natural hacia el río Salado. Sauce Viejo recibió en pocas horas unos 200 milímetros que comprometieron diferentes barrios, con anegamiento e ingreso de agua en viviendas.

El corte de tránsito en la ruta 11 es porque las aguas permanecen en la calzada en varios puntos. Los desvíos para todo tipo de vehículos se hacen por la autopista a Santa Fe, altura de Coronda al sur (intersección con ruta 64) y en el Aeropuerto Metropolitano al norte. Quienes llegan a la ruta 11 por la provincial 36-s deben retornar. Para hacer cumplir los cortes hay dos puestos de las Unidades Regionales I y XV. Sólo se permite la circular vehículos afectados a la emergencia.

El jefe comunal de Sauce Viejo Pedro Uliambre manifestó a UNO Santa Fe preocupación, pero confirmó que la situación está controlada en la localidad donde los barrios afectados ya se encuentran con menos agua y se extraen los excedentes pluviales con bombas de la comuna y otras aportadas por Protección Civil de la provincia.

En la zona de Sauce Viejo la crecida del arroyo Los Padres superó la altura del puente, que es antiguo y debería hacerse nuevo. El jefe comunal de la localidad detalló que es uno de los que se había proyectado renovar en el marco del programa de readecuación de los puentes comprendidos entre Sauce Viejo y Rosario. Recordó que ese fue un proyecto aprobado por Vialidad Nacional para la ruta 11, y por el cual ya se modificaron los cuatro puentes entre las localidades de Coronda y Arocena, con estructuras nuevas, más elevadas y con ampliación de canal, quedando pendientes todavía la licitación de los puentes de los arroyos Los Padres, Bragado y Matadero.

Más de 230 milímetros cayeron en la localidad de Villa Guillermina entre el domingo y la madrugada del lunes. Por la magnitud de las precipitaciones gran parte de la comuna se vio afectada y muchas viviendas y edificios registraron ingreso de agua. El lunes el jefe comunal declaró la emergencia hídrica ante la compleja situación y suspendió las actividades escolares.

Más agua que hace unos meses

El norte provincial sigue en emergencia desde hace meses. “En Villa Angela llovió muchísimo y el agua bajará hacia el arroyo Los Amores. Desde noviembre el área cercana al arroyo permanece con agua como nunca ocurrió”, dijo el jefe comunal de Villa Guillermina, Roque Chávez.

Y acotó: “Hay muchísima más agua que la otra vez y el escurrimiento del agua es lento. Según el pronóstico extendido en los próximos días también se prevé inestabilidad con lluvias”.

Panorama preocupante

El director provincial de Protección Civil Zona Norte, Daniel Chersich, explicó que “a diferencia de hace dos meses, esta situación es mucho más grave por la superficie que abarca. Hay lugares donde aún no bajó el agua desde enero y marzo, y esto va a demorar cinco a seis meses en bajar y ya vamos a tener la lluvia de octubre”.

Estimó el funcionario que hoy se encuentran bajo agua un “80 por ciento del departamento Vera y un 60 por ciento de 9 de Julio. Esta agua tiene que escurrir naturalmente de noroeste a sureste y pasar por ejemplo por la cuenca de Golondrina (departamento Vera), donde estuvimos volando esta semana y los caballos nadan”.

En una semana y con vuelos con el helicóptero de la provincia “se entregaron más de 4.800 kilos de comida, 1.500 litros de agua mineral, medicamentos y se hizo control sanitario en los parajes. En muchos casos se evacuaron personas en riesgo”, detalló. Colaboraron con este operativo personal de Protección Civil, del Ministerio de Salud, del Ejército Argentino, la dirección Aeronáutica de la provincia, brigada aérea de la policía y Bombero Voluntarios de Villa Minetti.

El mal clima es una amenaza constante para los productores de la zona, pero la mayor preocupación es el excedente hídrico que drena en territorio provincial desde Santiago del Estero y Chaco, donde en las últimas horas se registraron precipitaciones de hasta 300 milímetros.

Los productores santafesinos ya hablan de “un año perdido” con daños “incalculables”. Muchos recuerdan que la zona ya pasó “varias inundaciones”, pero a esta la compara con la del “Niño” de 1998 que dejó graves consecuencias en esa zona productiva. También reclaman el plan maestro de obras de Bajos Submeridionales que sería la solución para estos más de tres millones de hectáreas. Además afirman que por las lluvias, los productores de la cuenca lechera sufren anegamiento de caminos que complican traslados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − nueve =