Lima es la nueva sede de la final

Después de tanta incertidumbre, existe certeza sobre el estadio de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Flamengo. Luego de varias horas de reunión en la sede de la Conmebol, la resolución es que se juegue en Lima, probablemente en el estadio Monumental, aunque recién en los próximos días quedará confirmado el escenario. El estadio Nacional también está en carrera. Las inspecciones a esas canchas serán determinantes.

Descartado el Estadio Nacional de Santiago de Chile, sede original, por la situación conflictiva que atraviesa ese país, se dispuso el cambio de sede, pero no de día. La definición se disputará el 23 de noviembre. En la primeras horas de ayer también se rumoreó que podía trasladarse la final al 30.

Por segunda vez seguida se modifica la sede de la Libertadores. El año pasado, a partir de los disturbios en el partido revancha entre River y Boca, no se jugó en el Monumental de Núñez y, en una decisión inédita, se trasladó al Santiago Bernabeu de Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve + 9 =