Las actividad está paralizada”, alertó el gobernador Lifschitz

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, aseguró ayer que “el país está en una situación muy crítica en lo económico, social y político” y advirtió que “la actividad está paralizada”. De cara a las elecciones generales del 27 de octubre próximo, el socialista consideró que “el resultado a presidente parece cantado”, al tiempo que les pidió “responsabilidad” al primer mandatario, Mauricio Macri, y al candidato “que más votos sacó”, en alusión a Alberto Fernández (Frente de Todos, FdT).

Lifschitz, durante un encuentro con empresarios realizado en la capital provincial con motivo del Día de la Industria, describió: “Es un momento muy duro y crítico para la industria y toda la economía”.

“Todos los sectores están pidiendo ayuda, nadie la está pasando bien, desde los sectores sociales más vulnerables hasta los pequeños empresarios. Todos atraviesan serias dificultades, unos para poder alimentarse y otros para sostener los puestos de trabajo”, describió al enumerar las distintas solicitudes de ayuda que llegan a la Casa Gris.

Respecto de las nuevas medidas restrictivas anunciadas el domingo y la semana pasada por el gobierno nacional, el mandatario santafesino sostuvo que, “obviamente, paraliza la actividad económica y tiene consecuencia en los tributos que se coparticipan”.

“Estamos muy preocupados analizando la situación día a día, porque se van agregando disposiciones, y también muy atentos a la cuestión social”, puntualizó Lifschitz.

Acerca de escenario electoral, el socialista (aliado a Consenso Federal) dijo que “pasa a un segundo plano”, aunque describió: “El resultado a presidente parece cantado, nadie seriamente cree que eso pueda cambiar, aunque hay una situación de inestabilidad y nadie sabe qué puede ocurrir. Dependerá de la responsabilidad del presidente y del candidato que más votos sacó”.

También consideró “inviable” la posibilidad de adelantar los comicios. “Sería agregar más nafta al fuego y la Constitución, además, no lo permite. Sería generar un tembladeral, desde el punto de vista institucional, más grande todavía. Es momento de poner paños fríos, estabilizar la economía y buscar un camino de diálogo entre las principales fuerzas políticas”, precisó.

Impacto provincial

Paralelamente, el ministro de Economía provincial, Gonzalo Saglione, confirmó que Santa Fe es uno de los diez distritos afectados por el denominado reperfilamiento de deuda o default selectivo. “Nos tomó unos 20 millones de dólares”, indicó el funcionario.

“Por una medida de prudencia, en la provincia tenemos la costumbre de adquirir los dólares de cada vencimiento de deuda (con el exterior) seis meses antes. Es lo que se hizo con los vencimientos de septiembre y octubre, solo que en vez de tener los dólares se compraron en letras. Teníamos, con eso, calzados los vencimientos de deuda”, detalló el ministro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 1 =