La zona bancaria del microcentro

Desde muy temprano, miles de beneficiarios del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y también jubilados y pensionados, comenzaron a hacer cola frente a los bancos donde hoy cobrarán por ventanilla esa ayuda de 10 mil pesos. Y con el correr de las horas la situación se desbordó en la city rosarina, que se transformó en un foco de riesgo de contagio con muchísimas personas en situación de riesgo.

El arribo masivo de público no sólo se dio en las entidades de la city bancaria del microcentro sino también en las sucursales ubicadas en los barrios de la ciudad.

En algunos sectores del centro la sensación era de caos y la imagen que se percibía era como la de un día con actividad bancaria normal a pesar del aislamiento obligatorio que rige desde el 20 de marzo.

La acumulación de público que hacía cola para llegar a los bancos era tal que muchas personas tenían que caminar por la calzada. Por ese motivo, y para evitar accidente, las autoridades dispusieron cortar el tránsito de vehículos en arterias como Sarmiento, Entre Ríos, Mitre y Santa Fe.

El acatamiento de las normas que disponen distanciamiento entre las personas era dispar o directamente nulo. La policía provincial y personal de la Secretaría de Control de la Municipalidad intentaban ordenar las hileras para que las personas mantengan la distancia acorde a lo establecido por las autoridades sanitarias para evitar la propagación del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 − dos =