La relación entre Caruzzo y Cocca se rompió y no tiene retorno

La salida de Matías Caruzzo del primer equipo no fue casual. Se dio bajo un clima rancio y denso en Arroyito. Diego Cocca optó por la más sencilla de las decisiones en un contexto espinoso. Tomó la determinación de prescindir del experimentando defensor en la antesala del partido que definía su futuro. La apuesta le salió perfecta desde lo futbolístico porque Central volvió a ganar luego de casi tres meses. A la vez no hizo más que enviar un mensaje puertas hacia adentro del club.

Quizá el entrenador habrá cumplido con la directiva, ya que la relación de algunos protagonistas de la comisión con los verdaderos referentes no es la mejor por diversas circunstancias. O tal vez quiso ratificar que, pese a todo, sigue teniendo el control y por eso sacrificó una pieza gorda del tablero táctico en pos de conservar el liderazgo conductor, que en realidad ya no es tal. Tampoco es obra de la eventualidad que pintó al ex San Lorenzo por el noble e histórico lazo que lo une con Néstor Ortigoza, a quien el DT le hizo la cruz, prácticamente desde que llegó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × dos =