La crisis impacta en el nivel de empleo en Venado Tuerto

En Venado Tuerto la demanda de trabajo es más amplia que la oferta y la desocupación está en dos dígitos, según datos oficales emanados por el municipio local. Pese a estar enclavada en el corazón de la rica pampa Húmeda, esta ciudad del departamento General López, tiene un déficit a la hora de lograr el pleno empleo ya que la cantidad de mano obra disponible, supera a la demanda laboral existente. Así pues, la ciudad no logra bajar su nivel de desempleo que está alrededor de los dos dígitos. Los datos fueron aportados esta semana por el área laboral de la municipalidad. La actividad agropecuaria y la industria de la carne son dos pilares básicos para la generación de empleo.

El coordinador de Gabinete municipal, Agustín Ferrer, trazó un balance del mercado laboral en Venado Tuerto, a la luz de la experiencia acumulada a diario en la Oficina de Empleo municipal. “En general la demanda de trabajo es mucho más amplia que la oferta, como está pasando en distintos lugares del país, aunque sabemos que Venado es una zona rica y con diferentes tipos de actividades”, evaluó.

En tal sentido, confió que la actividad agropecuaria y la industria de la carne “son dos de los 16 rubros productivos que siguen teniendo crecimiento, o que al menos mantienen su nivel de actividad. La producción en general muestra los niveles más bajos de los últimos años, con una capacidad ociosa del 50 por ciento, lo que implica la caída de la oferta de empleo”.

El funcionario agregó que “la pérdida de poder adquisitivo obliga a que más integrantes de la familia deban salir a buscar trabajo para reforzar sus ingresos, pero es un círculo que se agranda en demanda y se achica en oferta”.

En cuanto a las salidas que buscan las familias para fortalecer sus ingresos, Ferrer enfatizó que “algunos lo han hecho con emprendimientos, por eso abrimos el proyecto Capital Semilla y otros programas para emprendedores. En ese rumbo consignó que otros lo hacen en la búsqueda laboral en la actividad privada. Nuestro objetivo es que se unan oferta y demanda, y que sea beneficioso para ambas partes”.

Trabajo informal

Sobre el trabajo no registrado y su implicancia en un escenario de escasa oferta laboral, Ferrer dijo que “como municipio no tenemos poder de policía para controlar el trabajo informal, para eso hay leyes nacionales y un Ministerio de Trabajo que debe encargarse. En nuestro caso sí bregamos porque los programas de empleo estén formalizados. Sabemos que en contextos donde hay alto nivel de desempleo, o más demanda que oferta, la situación pueda prestarse para abusos en cuanto al empleo informal, a veces porque la pequeña empresa no da abasto con los costos salariales y otros costos, entonces se producen estos desequilibrios, que se acentúan en épocas de crisis como la que estamos atravesando actualmente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

siete + 16 =