La Casa Gris dialogará con radicales y socialistas por la necesidad pública

Con la cuenta regresiva en marcha para el envío a la Legislatura provincial del proyecto de ley de necesidad pública, el Ejecutivo santafesino abrirá la semana próxima con sendas reuniones con radicales y socialistas a fin de consensuar una iniciativa considerada clave por el gobernador Omar Perotti para enfrentar la crisis.

Los enviados radicales confluirán el lunes, a las 11, en la Casa Gris. Perotti y el ministro de Gobierno provincial, Esteban Borgonovo, recibirán al presidente de la UCR santafesina, Carlos Fascendini, y a legisladores del centenario partido.

El gobernador había llamado a Fascendini el martes pasado y le pidió, como adelantó La Capital en su edición de ayer, avanzar para lograr el encuentro.

Antes del cierre de la semana próxima, la Casa Gris quiere remitir a la Legislatura (en extraordinarias) el proyecto de ley de necesidad pública, que consta de dos emergencias: una alimentaria, social y de salud y otra en seguridad.

La iniciativa, que todavía no logra unificar avales en la oposición, ingresará por el Senado, donde el oficialismo visualiza un camino menos complejo a la hora del debate.

El objetivo de la gestión de Perotti es que el mensaje se trate en ambas Cámaras antes de que finalice la primera quincena de febrero.

Poco después de la reunión con los radicales, será el turno del socialismo. El martes, a las 11, una delegación integrada, entre otros, por Enrique Estévez (secretario general del PS santafesino), los diputados provinciales Pablo Farías y Joaquín Blanco y el dirigente Rubén Galassi llegará hasta la Gobernación. Borgonovo fue el encargado de la convocatoria formal.

“Escucharemos lo que el gobierno tiene para proponer. Esperamos que el oficialismo no insista con una megaley imposible de votar”, deslizaron en la vereda socialista. El mismo reparo impera en las filas radicales.

Al igual que lo ocurrido en diciembre con la ley de emergencias, que finalmente fue archivada por la Cámara baja, el nuevo proyecto desembarcará en el Senado. En ese cuerpo el oficialismo mantiene un contacto más aceitado con legisladores propios y de la oposición.

De todos modos, la Casa Gris pretende que los senadores, que ya tienen en estudio un borrador de la iniciativa, la acompañen sin introducirle modificaciones. Las dudas apuntan a cómo se moverá el Frente Progresista (FPCyS) en Diputados, donde es mayoría.

Enero agitado

En las últimas semanas, Perotti no había logrado avanzar en el diálogo con los frentistas. Es que la tensa relación que marcó la fase de transición en Santa Fe fue in crescendo en función de los persistentes pases de factura por la herencia. También por los cuestionamientos públicos del ministro de Seguridad provincial, Marcelo Saín, a la anterior administración.

En tiempo de descuento, el oficialismo apuesta ahora a descomprimir la situación con sendas invitaciones al diálogo a radicales y socialistas, entonado por el reciente respaldo al nuevo proyecto por parte de distintos sectores sociales de la provincia, como también de intendentes (el rosarino Pablo Javkin, entre otros) y presidentes comunales enrolados en el FPCyS, preocupados por el escenario económico-financiero y la inseguridad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cuatro =