La actividad económica en Rosario cayó 7 por ciento en mayo

La actividad económica en Rosario cayó 7 por ciento durante mayo, según el último informe de facturación que elabora el Centro de Información Económica de la Municipalidad de Rosario. Las bajas más pronunciadas se registraron en el sector industrial (-12,9 por ciento), en el sector de comercio (-5,8 por ciento) y en construcción (-5,4 por ciento).

El relevamiento se completa con el resultado del indicador desestacionalizado, que aumentó 2,2 por ciento respecto de abril de este año. Pero la tendencia positiva no alcanza para revertir el comportamiento acumulado entre enero y mayo de 2019 que arrojó una caída del 6,9 por ciento, respecto al mismo período del año anterior.

Además, las proyecciones de la Municipalidad de Rosario para junio son aún más negativas. Según los datos provisorios, se prevé que el nivel de facturación en la ciudad tendrá una caída del 12,2 por ciento a valores constantes, respecto del mismo mes de 2018. En tanto, el indicador desestacionalizado muestra una baja del 3 por ciento respecto de mayo de 2019. En el acumulado entre enero y junio se estima una caída del 7,79 por ciento respecto al mismo período del año anterior.

Durante este año el indicador mensual de facturación cayó 7,99 por ciento en enero, 4,51 por ciento en febrero, 8,64 por ciento en marzo y 5,89 por ciento en abril. En diciembre de 2018 marcó una baja de 8,32 por ciento, noviembre 9,24 por ciento, octubre 6,91 por ciento y septiembre 2,34 por ciento. En cambio, en agosto la actividad se movía en terreno positivo y registró un alza de 1,02 por ciento. En julio también la tendencia era favorable y la facturación creció 1,91 por ciento, mientras que en junio 3,45 por ciento y en mayo 6,84 por ciento, detalla el informe presentado ayer por la Municipalidad.

Teniendo en cuenta el análisis sectorial, el desempeño de la facturación de mayo en comparación con el mismo mes del 2018, muestra una baja interanual del 12,9 por ciento en el sector industrial, un 5,8 por ciento en el sector de comercio, un 5,4 por ciento en construcción, y 5,3 por ciento para los servicios privados.

El panorama de la actividad económica local tiene como protagonista a la industria. Específicamente el sector fabril vinculado a la producción de vehículos y equipos de transporte marca una baja de 26,7 por ciento mientras que las firmas manufactureras del área del petróleo, productos químicos, caucho y plásticos muestran una caída del 21,8 por ciento. Otro de los sectores fuertemente afectado por la baja del consumo es textiles, confecciones y cuero (-21,5 por ciento) y metales marca la caída del 19,6 por ciento.

En el comercio es notable la baja en venta, mantenimiento y reparación de vehículos: cayó 25,5 por ciento en mayo respecto al mismo mes del año anterior.

En servicios privados, la actividad de las inmobiliarias , empresariales y de alquiler bajó 11,6 por ciento, la vinculada a alojamientos y servicios de comida tuvo una disminución del 8,7 por ciento y transporte, almacenamiento y comunicaciones un 8,3 por ciento. El único rubro que subió fue intermediación financiera, pero apenas 0,8 por ciento, se detalla.

El indicador mensual de facturación es elaborado por técnicos del Centro de Información Económica (CIE) local y se calcula en base a la facturación total a valores constantes de los locales habilitados en la ciudad, explicaron desde la Municipalidad de Rosario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =