Juan Guaidó fue recibido y tratado en Colombia como jefe de Estado

Juan Guaidó, el designado presidente interino de Venezuela logró salir a escondidas de su país el domingo y ayer, luego de esa peripecia, fue recibido con todos los honores de una visita de Estado por el presidente de Colombia, Iván Duque. Este lo esperó en las escalinatas del Palacio de Nariño, en Bogotá, frente a una guardia de honor. Luego Guaidó se incorporó a las deliberaciones de una cumbre contra el terrorismo de la que participó el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. Guaidó también se reunió con el canciller de Donald Trump.

Hoy, Guaidó viajará a Europa donde será recibido por el jefe de las Relaciones Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell. Guaidó cumple así una serie de visitas de rango presidencial que lo reponen en su lugar, luego de ser vapuleado por el asalto al Poder Legislativo que realizó el régimen chavista de Nicolás Maduro. Este, en una jugada que lució algo desesperada, propuso públicamente a Donald Trump negociar sin intermediarios. La puja entre los dos mandatarios venezolanos continúa así en el nivel internacional. Maduro cuenta con el apoyo de Rusia y China, entre las potencias, y con México, Nicaragua y Cuba, en la región. Guaidó, además de Estados Unidos y la Unión Europea y sus 28 socios, con el respaldo de numerosos países de todo el mundo, como Japón y Corea del Sur, en Asia y 12 países latinoamericanos reunidos en el Grupo de Lima.

Luego de llegar de la frontera, Juan Guaidó, se ha reunido en Bogotá con el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, y otros dirigentes de la región, para abordar la crisis en el país. “El presidente Guaidó sostuvo encuentro con el secretario de Estado de Estados Unidos en el marco de la III Conferencia Ministerial Hemisférica de Lucha contra el Terrorismo”, ha informado en Twitter el Centro de Comunicación Nacional, que ejerce de oficina de prensa del venezolano.

Horas antes ha mantenido una “muy productiva reunión de trabajo” con el presidente colombiano, Iván Duque. “Compartimos avances en atención a migrantes radicados en Colombia y resaltamos la importancia de restablecer la democracia en el vecino país”, ha dicho Duque. Debe destacarse que el presidente colombiano lo recibió con honores militares en el Palacio presidencial de Nariño, con todo el protocolo que se aplica a una visita de jefe de Estado. Asimismo, el responsable de la política exterior de Guaidó, Julio Borges, ha informado sobre una reunión con el ministro de Exteriores de Brasil, Ernesto Araujo, “sobre el papel del Grupo de Lima en el restablecimiento de la democracia en Venezuela y el peligro de Maduro como protector del terrorismo en la región”. Guaidó destacó a la prensa, junto a Pompeo, que estos encuentros demuestran que “los venezolanos no están solos”. “Hoy es la dictadura la que está sola, aislada, y eso abre una ventana de oportunidad”, remarcó.

Pompeo, por su parte, ha reiterado que el gobierno de Donald Trump “va a seguir apoyando a Venezuela y al pueblo venezolano. Los países de todo el mundo, Estados Unidos, Colombia y también en Europa, quieren que tengan la oportunidad de lograr lo que desean”, afirmó.

El presidente interino, cargo que le fue concedido por el Parlamento, llegó el domingo a Colombia, donde ya ha estado otras veces, para participar en este cónclave regional. Luego partirá hacia Europa. Ya ha confirmado su presencia en Londres, en el Foro Económico de Davos y en Bruselas. Tendrá, entre otras, una entrevista con el jefe de las Relaciones Exteriores de la Unión Europea, Josep Borrell.

La agenda europea de Guaidó confirma su reconocimiento por gran parte de la comunidad internacional, en especial las naciones del mundo occidental. En contraste, el régimen de Maduro goza del apoyo de Rusia y China, así como de países de la región como México, Cuba y Nicaragua. Argentina mantiene una postura intermedia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + cuatro =