Italia estrena las nuevas restricciones a los no vacunados.

El “pase verde reforzado”; que se pedirá en transportes urbanos, hoteles y restaurantes y bares incluso para el consumo en exteriores, se obtiene solo con la vacunación contra el coronavirus o con un certificado de recuperación de la enfermedad.

Con 14 de las 20 regiones del país catalogadas como “zona amarilla” o de riesgo medio por el coronavirus, Italia estrena este lunes las nuevas restricciones para personas no vacunadas a nivel nacional, como la prohibición de usar el transporte público o alojarse en hoteles a quienes no estén inmunizados o recuperados de la enfermedad.

“Los no vacunados, fuera de la vida social”, describió el diario La Stampa en su tapa de este lunes.

Luego de la subida de casos de coronavirus por la variante Ómicron, que llevó al país a superar los 200.000 contagios diarios por primera vez desde el inicio de la pandemia, en toda Italia entró en vigor la obligación del “pase verde reforzado” para todas las actividades con excepción de la ida a supermercados.

El “pase verde reforzado”; que se pedirá en transportes urbanos, hoteles y restaurantes y bares incluso para el consumo en exteriores, se obtiene solo con la vacunación contra el coronavirus o con un certificado de recuperación de la enfermedad.

A diferencia del precedente “pase verde” base, ya no se puede acceder con un test de antígenos con resultado negativo.

Las últimas medidas anunciadas por el Gobierno de Mario Draghi incluyen además la obligación de vacunación para los mayores de 50 años residentes en el país.

Con la suba de casos en toda Italia, 14 de las 20 regiones quedan catalogadas desde hoy como “zona amarilla” o de riesgo medio, con la obligatoriedad del uso de barbijo al aire libre, más allá de que el Gobierno nacional haya ya dispuesto su utilización al menos hasta el 31 de enero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

18 + veinte =