Fuerte repudio al fiscal Fernando Rivarola, que calificó como un “desahogo sexual” a una violación en manada

Los oficialistas Wado de Pedro, Elizabeth Gómez Alcorta y Ofelia Fernández cuestionaron el dictamen del funcionario judicial que interviene en el caso de la provincia de Chubut. También lo hicieron las opositoras Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal, quien calificó la postura del magistrado chubutense como “machismo en su máxima expresión”

Dirigentes del arco político repudiaron el accionar del fiscal Fernando Rivarola, quien alivió el pedido de penas para los autores de una violación en manada, al considerarla un “desahogo sexual”.

Según el relato de la propia víctima, un grupo de seis jóvenes abusó sexualmente de ella en una fiesta en la zona de Playa Unión (Chubut), en 2012, cuando tenía 16 años. La denuncia recién la pudo realizar en enero del año pasado, debido a las amenazas y el hostigamiento al que fue sometida luego del hecho.

“A partir de ese momento empezaron sus intentos de acallarme, tanto a mí como a mis amistades”, había manifestado la joven, quien tuvo que irse a otra ciudad “como si hubiera sido responsable de la situación”. En el medio, entre la violación y la denuncia, hubo un intento de suicidio por parte de la víctima, que finalmente en 2019 logró judicializar el caso tras recibir asistencia psicológica y psiquiátrica

Leandro Del Villar, Luciano Mallemaci y Ezequiel Quintana, los tres jóvenes acusados de abuso sexual

Sin embargo, este miércoles se conoció que el fiscal a cargo de la causa, Fernando Rivarola, avanzó en el cierre de la misma. Rivarola acordó un juicio abreviado con los imputados, lo que implica una aceptación de la culpa y una pena menor.

Lo más aberrante no fue solo su decisión, sino la justificación al modificar la calificación legal de “abuso con acceso carnal” por la de “abuso sexual simple, agravado por la participación de dos o más personas” para tres de los seis jóvenes imputados (dos fueron sobreseídos por ser menores de edad y aseguran que el restante no participó del hecho). Rivarola argumentó el pedido de juicio abreviado utilizando la definición “accionar doloso de desahogo sexual”. Ese fragmento se viralizó en las redes sociales, donde apuntaron al juez y a los imputados, sobre todo luego de que se conociera en una fecha emblemática para el colectivo feminista, ya que ayer se cumplieron 5 años de la primera marcha #NiUnaMenos.

En consecuencia, la justificación de Rivarola recibió el repudio por parte de varios dirigentes políticos. “Llamar ‘desahogo sexual’ al abuso sexual en el marco de una causa judicial es absolutamente repudiable. Es la clara evidencia de la falta de perspectiva de género en la administración de justicia y de la ausencia de capacitación de muchxs integrantes del Poder Judicial”, expresó Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad.

Por su parte, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro manifestó en su cuenta de Twitter, la necesidad de “una reforma de la Justicia” y pidió que “se investigue a fondo el accionar del fiscal en esta causa”. “No toleramos más que se le dé la espalda a las víctimas”, agregó el funcionario.

En sus redes sociales también se refirió al caso la legisladora porteña del Frente de Todos, Ofelia Fernández. “Una manada viola a una piba de 16 años y hoy al fiscal se le ocurrió calificarlo de desahogo sexual. Pobres los chicos, estaban ahogados de ganas de violar. Por dios que basuras, Fernando Rivarola se llama el fiscal y no nos vamos a olvidar de el”, enfatizó Fernández.

Asimismo, profundizó su repudio en otro tuit en el que publicó la foto de los seis acusados: “No se entiende ni que mierda significa desahogo sexual, ¿quién guiona a estas lacras? Fue violación en manada”.

Además de las declaraciones de los referentes del Frente de Todos, las críticas al fiscal también llegaron por parte de la oposición. Por caso, la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, calificó el accionar del fiscal como “machismo en su máxima expresión”. La dirigente de Juntos por el Cambio expresó en su cuenta de Twitter: “A cinco años de la primera marcha por #NiUnaMenos, un fiscal cataloga una violación en manada como desahogo sexual. Esto no es justicia; es machismo en su máxima expresión

Por su lado, la titular del PRO, Patricia Bullrich, apuntó: “Tan brutal como la expresión ‘desahogo sexual’ que expresó el Fiscal para explicar una violación en manada, es la figura del juicio abreviado. Los acusados aceptan su culpa y se van con la pena mínima. No puede haber juicio abreviado para delitos graves. No es justicia!!!”.

La diputada nacional y miembro del Consejo de la Magistratura, Graciela Camaño, pidió la remoción del fiscal. “No debe seguir en el servicio de justicia”, advirtió y volvió a reclamar por un Justicia con perspectiva de género

En sintonía y a favor de la destitución se expresó el abogado y ex integrante del Consejo de la Magistratura, Alejandro Fargosi. “Lo del fiscal Rivalora es incalificable. Si yo tuviera fueros le diría exactamente como lo considero. Ojalá el juez sea juez”, sentenció.

Por su parte, la legisladora del FIT, Romina Del Plá apuntó contra “todo un régimen político que sigue amparando la violencia a la mujer” y reclamó: “Reforcemos la organización independiente, la única manera de QUE NO SEAMOS NI UNA MENOS”

La ex diputada y ex titular del Ente Nacional de Comunicaciones entre 2018 y 2019, Silvana Giudici fue contundente al sostener que Rivalora “debe ser un fiel discípulo del autor de la ‘doctrina de la luz apagada’; repudiable!”.

Mientras que los hashtags #DesahogoSexual y #ViolaciónEnManada escalaban en Twitter, también referentes de distintos espacios sociales repudiaron la actitud del fiscal de la ciudad chubutense de Rawson. Una de ella fue Thelma Fardín, y lo calificó de “energúmeno”.

La abogada de Thelma, la doctora Sabrina Cartabia, también cargó contra el fiscal y habló de impunidad judicial. “La fórmula del ‘desahogo sexual’ naturaliza y minimiza las violencias sobre nuestros cuerpos. Exigimos hasta el hartazgo que el poder judicial cumpla con sus deberes. La violación no puede ser tolerada, el Estado tiene que dejar de ser cómplice”, sentenció.

La referente feminista y escritora del libro Somos Belén, Ana Correa, incluso se preguntó: “¿Con qué cara les pedimos a las víctimas de violencia que denuncien a sus agresores?”. Y lamentó que quién los tiene que acusar, los exculpa. Los cuestionamientos al fiscal se multiplicaron en las últimas horas.

En tanto, el avance en la causa del fiscal Rivarola requirió la aceptación también por parte de la víctima. “No quiere afrontar un juicio y exponerse”, aseguró una fuente de los tribunales de Trelew. Ahora, el juez del caso, Marcelo Nieto di Biase, deberá resolver si acepta el acuerdo.

“Gracias a todo este tiempo de intentar sanar es que hoy me siento lo suficientemente fuerte para poder contar mi historia. Que se sepa qué tipo de personas son, que durante todos estos años siguieron sus vidas impunemente, mientras yo no tengo estabilidad emocional y por ello sigo tratada”, sostuvo la joven en la denuncia que hizo el año pasado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 7 =