Fueron minutos que no pasaban nunca, algo desesperante, irreal

Gerardo Porfiri es el padre de Ezequiel, el muchacho que el martes tomaba clases de vuelo cuando la avioneta en la que había despegado junto con su instructor se precipitó al suelo, en un descampado cercano al cruce de la autopista Rosario-Córdoba y la ruta provincial S-26. Por el accidente, Guillermo Mujica, el piloto y profesor, permanecía ayer en estado reservado, con traumatismos múltiples.

Gerardo es empresario, pero en la actualidad ejerce como presidente comunal de Villa Amelia, localidad ubicada a 30 kilómetros al sur de la provincia. Ezequiel se precipitó junto con su instructor de vuelo, tiene varias fracturas, golpes y cortes en la cara y distintas partes del cuerpo.

En la tarde del martes alguien lo llamó desde el medio del campo para decirles que Ezequiel se había accidentado con la avioneta. El muchacho tomaba clases en la escuela Fly Time y venía acumulando horas de vuelo. Es su vocación y, paralelo a las clases prácticas hacía los cursos teóricos para convertirse en piloto comercial.

La avioneta en la que se desplazaban junto con Mujica recién había remontado vuelo y, por causas que se desconocen, cayó abruptamente al suelo. Ambos tripulantes fueron rescatados con vida, aunque el instructor permanecía ayer en estado delicado.

Tal como lo publicó LaCapital en su edición de ayer, el accidente se produjo pasadas las 17 del martes, cuando la avioneta Tecnam 2002, matrícula LV-GKY se precipitó al suelo en una zona de campo entre Carcarañá y San Jerónimo Sud. Sus dos tripulantes resultaron heridos: uno de ellos, el piloto, sufrió politraumatismos de gravedad y debió ser trasladado en helicóptero sanitario a Rosario.

Los bomberos recibieron el llamado luego de las 17. “Arribada la unidad vimos que la avioneta se había estrellado, y ambos hombres estaban conscientes”, dijo Javier Pierantoni, jefe de la unidad de Carcarañá, que debió hacer un arduo trabajo para rescatar al instructor de adentro de la cabina, donde había quedado atrapado.

El instructor Mujica debió ser trasladado por un helicóptero sanitario hasta el Sanatorio Parque, de Rosario, donde también fue llevado Ezequiel Porfiri luego de pasar por el Samco de Carcarañá.

“No perdió el ánimo”

“Ezequiel en ningún momento perdió el conocimiento ni el ánimo. Vino a visitarlo un amigo y él le dijo «pensé que hoy (por ayer) iba a volar de nuevo, pero estoy muy dolorido»”, contó el padre.

Junto a Gerardo (54 años) ayer estaba en la sala de espera del Sanatorio Parque Verónica (47), mamá de Ezequiel. La mujer contó que el mensaje les llegó inmediatamente después del accidente. “Ezequiel pudo salir, no sabe si lo hizo por sus medios o si lo ayudaron, estaba muy confundido, si bien no perdió el conocimiento, en ese momento no sabía bien dónde estaba, y eso que el accidente no fue a más de 300 metros de donde despegó la avioneta”, relató.

Madre y padre contaron que todas las personas allegadas a la actividad con las que pudieron hablar elogiaron la trayectoria del instructor, un hombre muy experimentado en horas de vuelo. “Es más, el mismo Ezequiel ya no es un principiante, también lleva horas volando, aquí lo que nos dicen es que esto no fue una falla humana”, advirtió el padre. Y ambos aseguraron que si el muchacho no perdió el ánimo es porque así es su personalidad: “Siempre pensando en positivo”.

Ezequiel tiene dos hermanos varones, Agustín, de 19 años, y Federico, de 13. Ninguno quiere ser piloto. Pese a que Verónica desaprueba lo que dice su esposo, Gerardo confiesa que Agustín “no se sube ni a una escalera”.

Los padres cuentan que Guillermo Mujica es un piloto muy experimentado, con más de cuatro mil horas de vuelo. “Hablamos hoy con los compañeros de la escuela de vuelo, y todos descartaba el factor humano”, contó el jefe comunal de Villa Amelia.

“Y el mismo Ezequiel ya tiene más de 50 horas de vuelo, no era un chico que recién empezaba”, aclaró el jefe comunal.

Cerca de ellos estaba Emiliano Giacoponi, amigo del joven de Villa Mugueta, uno de los tantos que se acercó al sanatorio a visitarlo. Es piloto de carreras y compinche de Ezequiel. “No sé qué habrá pasado, dicen que fue algo mecánico, no sabemos”, dijo escuetamente.

En grave estado

Mientras tanto, el director médico del Sanatorio Parque, Carlos Lovesio, emitió ayer un parte en el que consta que Guillermo Mujica sufrió “fracturas de tobillo derecho, cúbito y radio izquierdo, encefalocraneano con pérdida de sustancia en la zona frontal, fractura de hueso frontal y huesos de la cara, y lesión en los ojos”.

Aunque no se especificó en esos términos, se presume que el instructor de 41 años perdió la vista, y su estado ayer era reservado, según las fuentes médicas.

Pedido de pericias

El Ministerio Público de la Acusación hizo saber que Interviene la fiscal Gabriela Lescano, de Cañada de Gómez. Ya pidió pericia a la Junta de Investigación de Aviación Civil, trámite que llevará un tiempo, y dio intervención a la Justicia Federal por ser un siniestro aéreo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno + diez =