Ex directivo de PDVSA aparece ahorcado luego de confesar ante un juez

Juan Carlos Márquez, un ex alto ejecutivo de la petrolera estatal venezolana PDVSA en tiempos de Hugo Chávez, fue hallado ahorcado en una casa cercana a Madrid, poco después de haber prestado declaración ante un juez penal por su implicación en una trama de blanqueo de capitales. Había sido detenido el pasado jueves en el aeropuerto y al día siguiente había sido interrogado por un juez. Márquez había quedado en libertad con medidas cautelares, ya que confesó sus delitos ante el tribunal.

El caso involucra al ex embajador de España en Venezuela Raúl Morodo y a un hijo de este, Alejo Morodo, por recibir 4,5 millones de euros de PDVSA a cambio de fingidas asesorías en Europa. El juez que investiga el caso es Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, quien el viernes había interrogado al ahora muerto Márquez. Este fue detenido en el aeropuerto de Madrid por su implicación en la trama de blanqueo de capitales un día antes. Residente en Venezuela y de nacionalidad española, el fallecido era secretario general de Entes Corporativos de PDVSA en tiempos de Hugo Chávez, épocas en las que Morodo era embajador de España en Caracas. Márquez firmó contratos por 4,5 millones de euros con Alejo Morodo por falsas asesorías.Otro implicado en estas pesquisas es Carlos Prada, socio de Alejo Morodo en España, y del fallecido Márquez en una sociedad inmobiliaria panameña que fue utilizada como pantalla para que el dinero llegase a Madrid.

Márquez se hallaba en prófugo en España desde que la Policía Nacional destapó el pasado 20 de mayo la trama de blanqueo de capitales que se saldó con la detención de Alejo Morodo, su socio Carlos Prada Gómez y las esposas de ambos. Raúl Morodo, embajador en Venezuela durante el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y también catedrático de derecho constitucional , no fue detenido debido a su avanzada edad ?84 años? pero el juez lo citó como investigado y figura como cabecilla de la trama.

Tras su detención el jueves en el aeropuerto madrileño, procedente de EE UU, Márquez fue conducido a prisión y el viernes comprareció ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, quien, junto a la fiscal Ana Cuenca, investiga el caso. Márquez quedó en libertad con la prohibición de salir de España. El cuerpo sin vida de Márquez, de 48 años, fue encontrado el domingo en una vivienda situada en la localidad madrileña de Alcobendas. El juez José de la Mata, que durante estos días sustituye al juez Pedraz, ha ordenado que se investiguen las circunstancias de la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × uno =