Europa, furiosa con Trump porsuspender los vuelos sin consultar

La pandemia de coronavirus causó una inesperada “guerra aérea” entre Estados Unidos y la Unión Europea (UE). El miércoles a la noche, el presidente Donald Trump anunció por TV que suspendía todos los vuelos desde Europa por 30 días. La del Atlántico Norte es la ruta más transitada del planeta, de manera que la decisión afectará a miles de vuelos. Pese a que funcionarios de la Casa Blanca luego explicaron que la medida era más limitada, la UE condenó la decisión “unilateral” de Trump y dijo que la enfermedad no respeta fronteras y se combate con cooperación.

Trump anunció que todos los vuelos desde Europa se suspendían por 30 días, pero funcionarios estadounidenses aclararon después que la medida se aplicará sólo a a extranjeros que hayan estado en la zona de viajes europea “libre de pasaporte” (la zona de Schengen) dentro de 14 días previos a su arribo a Estados Unidos. Pese a esta matización de lo anunciado por Trump, la UE reaccionó con enojo. “La Unión Europea desaprueba el hecho de que la decisión de Estados Unidos de imponer una prohibición de viajes desde Europa se tomó de manera unilateral y sin consultas”, dijeron los presidentes del Consejo Europeo, Charles Michel, y de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en un comunicado conjunto. “El coronavirus es una crisis global, no limitada a ningún continente, y requiere cooperación más bien que acciones unilaterales”, agregaron. Trump criticó en su mensaje a la Unión Europea por no bloquear la llegada de pasajeros procedentes de China al comienzo de la crisis.Advertisment

“El resultado es que estamos viendo nuevos focos de infección sembrados por viajeros de Europa”, alegóTrump. “Es una medida fuerte pero necesaria para proteger la salud y el bienestar de los americanos”.

Los líderes de la UE rechazaron la insinuación de Trump y afirmaron que el bloque de 27 naciones “está tomando fuertes acciones para limitar la propagación del virus”.

El espacio de viajes europeo libre de pasaportes, conocido como “espacio de Schengen”, abarca a 26 países, incluyendo a miembros de la UE, como Francia, Italia, España, Alemania y Bélgica —donde el bloque tiene sus principales instituciones—, pero también a otros que no pertenecen al club comunitario, como Suiza, Noruega e Islandia.Las restricciones anunciadas por Trump no aplican al Reino Unido, ni a Irlanda, que no es parte de Schengen.

Riesgo de quiebras en serie

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) ha advertido de que la suspensión de todos los viajes desde Europa hacia EEUU podría llevar a la quiebra a más aerolíneas y ha reclamado “medidas de emergencia” para que las compañías superen la crisis que ha provocado el coronavirus. “Ya hemos visto a Flybe hundirse. Y este último golpe podría empujar a otros en la misma dirección”, ha avisado el consejero delegado de IATA, Alexandre de Juniac, quien se ha referido al caso de la aerolínea británica que se declaró la semana pasada en quiebra tras no poder asegurar un rescate financiero por parte del gobierno de Reino Unido y ante el impacto económico del brote de coronavirus.

“El transporte aéreo es vital, pero sin un salvavidas de los gobiernos tendremos una crisis financiera sectorial”, ha insistido de Juniac. IATA estima que Alemania, Francia e Italia se enfrentan a los mayores impactos por la suspensión de todos los viajes desde Europa hacia el país norteamericano durante los próximos 30 días, a excepción de los procedentes de Reino Unido. El valor del mercado entre EEUU y el espacio de Schengen alcanzó en 2019 los 20.600 millones de dólares, siendo EEUU-Alemania (4.000 millones de dólares), EEUU-Francia (3.500 millones) y EEUU-Italia (2.900 millones), los que se enfrentan a un mayor impacto. En 2019, hubo alrededor de 200.000 vuelos programados entre los Estados Unidos y el Espacio Schengen, lo que equivale a unos 550 vuelos diarios. Había alrededor de 46 millones de pasajeros (aproximadamente el equivalente a 125.000 viajeros diarios). “Si bien la medida de los Estados Unidos reconoce la necesidad de seguir facilitando el comercio transatlántico, las consecuencias económicas de esto serán amplias”, ha advertido la Asociación. Esta semana, Von der Leyen anunció un fondo de inversión de respuesta al coronavirus de 7.500 millones de euros para dar apoyo a empresas muy golpeadas por la crisis del coronavirus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − diecinueve =