Esta semana saldrá ala luz el impacto realde la herencia de Macri

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dará a conocer esta semana el nivel de caída de la actividad económica durante todo el año pasado, el cual se ubicaría en torno al 2,3 por ciento, según los propios cálculos oficiales, debido al menor nivel de desarrollo de la industria, la construcción y el comercio.

El organismo dará cuenta el viernes próximo de los resultados del estimador mensual de la actividad económica (Emae) y, en base a los resultados preliminares suministrados por el propio Indec, la caída del PBI de 2019 estaría en línea con la verificada en 2018, cuando retrocedió 2,5 por ciento.

En medio de ese panorama, los analistas del sector financiero incluidos en el relevamiento de expectativas del mercado (REM) realizado por el Banco Central (BCRA) previeron para este año una baja del 1,5 por ciento en el PBI, lo que representa una rebaja de 0,1 punto porcentual respecto a la merma pronosticada en diciembre.

A su vez, estimaron que en 2021 la actividad económica se expandirá 1,7 por ciento, con 0,4 puntos porcentuales más de crecimiento que el cálculo previo.

Durante el año pasado, la actividad industrial bajó 6,2 por ciento, impulsada por un retroceso de 22,2 por ciento en el sector automotriz, de 11,3 por ciento en prendas de vestir, cuero y calzado, de 8 por ciento en Industrias metálicas básicas, de 36,9 por ciento en “otro equipo de transporte”, de 14,6 por ciento en maquinaria y equipo y de 8 por ciento en industrias metálicas básicas, entre otras.

Proyecciones

En ese marco, las perspectivas no son muy favorables. Consultados por el Indec sobre las expectativas para el primer trimestre del año, el 33 por ciento de los industriales encuestados consideró que la demanda interna disminuirá, contra un 21,3 por ciento que confía en que habrá un aumento, mientras que el restante 45,7 por ciento no prevé mayores cambios.

En cuanto a las exportaciones, el panorama es más equilibrado: el 20,3 por ciento adelantó una disminución, contra un 19,1 por ciento que consideró que aumentarán, mientras que el restante 60,6 por ciento no prevé mayores cambios.

En el caso del sector de la construcción, la baja fue del 7,9 por ciento durante 2019 y, en cuanto a las expectativas, el 37 por ciento de los empresarios consultados por el Indec (vinculados a la obra privada) consideraron que la actividad disminuirá durante el primer trimestre del año, contra un 4,3 por ciento que adelantó un aumento, mientras que el 58,7 por ciento no anticipó mayores cambios.

En tanto, entre quienes realizan obra pública, el 54,1 por ciento adelantó una disminución, contra el 10,8 por ciento que consideró que habrá una suba, mientras que el restante 35,1 por ciento no prevé cambios.

En el caso del consumo, el retroceso quedó reflejado en el IVA impositivo, que registra la percepción de ese impuesto en el el mercado interno: aumentó durante el año pasado 42,9 por ciento frente a una suba de precios del 53,8 por ciento.

Por contrapartida, si la caída en el nivel general de la actividad económica no fue mayor, se debió al incremento de la producción agropecuaria.

Sólo en el sector agrícola se lograron casi 148 millones de toneladas, impulsadas por la mayor cosecha de trigo, maíz, y, especialmente, la soja, esta última afectada en 2018 por una fuerte sequía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − siete =