En un día el Rio Paraná bajo 20 centímetros .

Este nivel esta  muy por debajo de lo normal en esta época del año, producto de las escasas precipitaciones producidas en la cuenca superior del río Paraná y en las cuencas de los ríos Iguazú y Paraguay.

Las consecuencias de la bajante del río se pueden observar a simple vista . La falta de agua muestra distintos colores en la costa .

“Es uno de los ciclos secos más importantes de la historia. Rosario tiene un registro continuo, una estadística de alturas del río, desde 1884 donde pasó de todo: situaciones de aguas altas, bajas y medias. Mirando para atrás, por la evaluación que tiene el caudal entrante al tramo argentino del Paraná nos acercamos a un escenario similar al del 44, donde se registró el caudal más bajo de la historia en Rosario”, explica Juan Borús, titular de la subgerencia de Sistemas de Información y Alerta Hidrológico del Instituto Nacional del Agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

1 + 13 =