En medio de una grave crisis, Alberto Fernández asume la Presidencia

Llegó el día. El presidente electo Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner prestarán juramento hoy ante la Asamblea Legislativa, en el Congreso de la Nación, que será el ámbito de una ceremonia formal en la que el mandatario saliente Mauricio Macri entregará los atributos de mando a su sucesor. Mientras, cientos de miles de personas se movilizarán para sumarse a los festejos populares que acompañarán las ceremonias de traspaso. De este modo, AF se convertirá en el séptimo presidente electo desde el regreso de la democracia en 1983.

Después de un año movido, con devaluaciones, campañas, elecciones primarias y generales y tensiones en la transición, Alberto Fernández recibirá el bastón de mando de un gobierno no peronista, algo que no ocurría desde 1928, en un país donde la institucionalidad democrática se vio interrumpida por golpes de Estado.

Tras prestar juramento, Fernández brindará un mensaje ante la Asamblea Legislativa, en la que explicará los principales tópicos de su programa de gobierno. En ese marco, no se descarta que anuncie la implementación de refuerzos salariales y ayuda social y alimentaria para los sectores más castigados, en un país donde, según la UCA, más del 40 por ciento de los argentinos es pobre. Además, es posible que anuncie la convocatoria a sesiones extraordinarias para sacar leyes clave y otras medidas que el propio presidente electo se negó a dar a conocer en días previos tras apelar al “efecto sorpresa”.

El traspaso

La jornada protocolar comenzará a media mañana con el traslado del presidente electo escoltado por granaderos desde el departamento que ocupa en Puerto Madero hasta el Congreso.

Mientras, ante ambas cámaras reunidas en Asamblea Legislativa, la vicepresidenta saliente, Gabriela Michetti, leerá el acta de apertura y tras la ceremonia de izamiento de la bandera, a cargo de Sergio Massa, se designarán a los legisladores que recibirán al flamante mandatario, en la explanada del Congreso. Luego, arribarán las delegaciones extranjeras, cuerpo diplomático, autoridades nacionales e invitados especiales.

De acuerdo a lo detallado oficialmente, el primero en llegar al Congreso, a las 11.30, será Macri; luego hará lo propio Cristina Fernández y a las 11.45 arribará el presidente electo.

Una vez allí, Fernández y CFK firmarán el libro de honor y se dirigirán a la Cámara de Diputados, donde Michetti les tomara juramento. Entonces, recibirá el bastón y la banda presidencial de manos de Macri.

Luego Fernández brindará su primer discurso como jefe de Estado. Se estima que toda la ceremonia durará dos horas, tras lo cual, se trasladará en auto por avenida de Mayo hasta la Casa Rosada, donde recibirá a funcionarios extranjeros y a media tarde tomará juramento a sus ministros.

Según establece la Constitución Nacional, el nuevo jefe del Ejecutivo debe jurar en el Congreso y, si bien ese texto no hace referencia al bastón y la banda presidencial, cuyas entregas se realizan en un acto protocolar, esa ceremonia se concretará también en el mismo Palacio Legislativo y será el presidente saliente Mauricio Macri quien hará entrega de los atributos de mando.

Néstor Kirchner, en 2007, fue el primero en modificar ese procedimiento y hacer el traspaso en el Congreso cuando asumió su esposa, Cristina Fernández, ya que optó por cambiar el esquema para que la entrega de atributos se realizara en el Palacio Legislativo y no en la Casa Rosada como si lo habían hecho Raúl Alfonsín, Carlos Menem y Fernando de la Rúa.

A diferencia de lo que ocurrió en 2015, cuando CFK se negó a hacerle el traspaso de mando y fue el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, el encargado de tomarle juramento al mandatario electo, Macri entregará formalmente los atributos de mando a su sucesor.

Ayer trabajadores del Congreso colocaron la tradicional alfombra roja y pasarelas para permitir el paso de las autoridades electas desde la entrada principal del Palacio, sobre la avenida Entre Ríos, hasta el recinto de la Cámara baja.

Hoy, en las afueras del Congreso, sobre la avenida Entre Ríos, frente a la Plaza de los Dos Congresos, habrá una movilización que forma parte de la convocatoria que desde hace días realizó el Frente de Todos para acompañar la asunción del presidente y la vicepresidenta electa. Luego, a partir de las 14, el festejo se trasladará a la Plaza de Mayo (ver aparte), ahora liberada de vallas, tal cual Alberto Fernández había pedido al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, hace un par de días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × cinco =