El Sanatorio Firmat restableció los servicios del Pami

La obra social acordó pagar la deuda que tenía con ese centro asistencial Alivio para los jubilados ante la llegada del frío y en medio de la pandemia.

Después de más de dos semanas de conflicto, finalmente el Sanatorio Firmat y el Pami arribaron a un acuerdo que hizo posible que desde ayer se restablecieran los servicios prestacionales para 12 mil jubilados y pensionados nacionales de la ciudad y la región. Es un gran alivio considerando la vulnerabilidad de los adultos mayores con la llegada del frío y en medio de la pandemia de coronavirus.

El establecimiento sanatorial había suspendido la atención el 20 de abril ante una deuda del Pami que ascendía a los 40 millones de pesos y que le reclamaba desde agosto del año pasado.

Este fue el corolario de una serie de negociaciones que, tal como dio cuenta La Capital, se iniciaron días atrás con la intervención del gobierno provincial que actuó de mediadora entre las partes en busca de una solución.

El acuerdo consiste en un convenio de pago de lo adeudado en diez cuotas mensuales y la suscripción de un nuevo contrato prestacional por el término de un año que deja sin efecto el que se encontraba vigente con vencimiento en octubre.

A partir de ahora el sanatorio y su Centro de Diagnóstico por Imágenes (Ciem) comenzarán a cobrar los servicios a través del sistema capitado y no por cantidad de prestaciones como lo venían haciendo.

Si bien tal modificación pone al sanatorio y el Ciem en igualdad de condiciones con las demás prestadoras del Pami del país, fue largamente discutido en el marco de las conversaciones.

El Sanatorio Firmat y el Ciem pretendían seguir con la misma modalidad para no limitar la atención mensual a un tope de afiliados. Consideraba que ello podría afectar la capacidad de respuesta a las demandas de los jubilados locales y de la zona. En rigor no le quedó demasiado margen de maniobra y terminó aceptando las nuevas reglas de juego.

“Lo que cambia con esta forma de trabajo, a la que la empresa deberá adaptarse, es el concepto de brindar salud. Con el sistema capitado la atención se circunscribe a un presupuesto, mientras que con el sistema por prestaciones, que es lo que pretendíamos mantener, no hay límite a las demandas de los afiliados ni demoras en la respuesta”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cuatro =