El Nuevo Gasómetro, un reducto difícil para Central

La visita de Central al Nuevo Gasómetro conlleva un grado de necesidad importante, la que sólo es mensurable teniendo en cuenta el desafío que tiene el equipo de Diego Cocca en lo que a la sumatoria de puntos se refiere. Por eso, después de lo que fueron los triunfos ante Atlético Tucumán y Talleres lo que el canalla buscará en el Pedro Bidegain es una nueva victoria, que le saque algunos kilos más de la mochila que carga. Eso sí, ese intento de no apartarse de la racha ganadora lo hará en un reducto sumamente complejo, donde hace nueve partido que no gana. Su último triunfo visitando al Ciclón data del 18 de marzo de 2005, cuando el equipo en ese entonces dirigido por Angel Tulio Zof se impuso por 3 a 1, con dos tantos de Pablo Vitti y uno del paraguayo Mauro Monges. Después de eso pasaron ocho partidos en los que el canalla (con ocho entrenadores distintos) no pudo festejar en el Bajo Flores. No sólo eso, sino que desde la vuelta a la máxima categoría, al único equipo que no pudo ganarle, ni siquiera de local, es precisamente San Lorenzo (ver aparte).

Ni a Cocca ni a ninguno de los integrantes de este plantel es algo que les pueda interesar. Sus necesidades hoy tienen que ver estrictamente con el presente, sin miradas en retrospectiva ni sensaciones de que tengan que saldar alguna vieja deuda. Lo que sí existe es un dato, meramente estadístico por cierto, que se presenta irrefutable. Es que en las últimas décadas el Nuevo Gasómetro se tornó un estadio imposible para los canallas.

Aquel equipo de Zof (Ojeda; Ferrari, Raldes, Fassi y Rivarola; Encina, Ledesma, Andrés Díaz y Papa; Vitti y Ruben) en 2005 fue el último que pudo ganarle al Ciclón en condición de visitante. Todos los técnicos que lo sucedieron no pudieron. Ni siquiera el Chacho Coudet, quien en dos ocasiones viajó al Bajo Flores, con un equipo de cierta jerarquía, siendo protagonista del torneo local. Apenas dos empates (0-0 en el Clausura 2006, con Zof como DT y 2-2 en 2015, con el Chacho al frente) maquillaron la racha adversa que arrastra Central. Los otros siete cotejos fueron derrotas (1-3 con Gorosito, 1-3 con Madelón, 1-2 con Vitamina Sánchez, 0-1 con Cuffaro Russo, 1-2 con Miguel Angel Russo, 1-2 con Coudet y 1-2 con Paolo Montero).

Es más, en esos partidos hubo condimentos de todo tipo en cuanto a presencias y goles. Miguel Russo fue el entrenador de San Lorenzo en una ocasión, el Patón Bauza en dos oportunidades, el Kily González actuó en el Ciclón, al igual que Coudet. Más acá en el tiempo, Caruzzo, hoy uno de los principales referentes del equipo canalla, anotó para el cuervo en dos partidos. En otro lo hizo Ortigoza.

Ahora será el turno de Cocca y del plantel que conduce, aunque está claro que ninguno de estos protagonistas siente que carga con esa mochila, netamente estadística. No obstante, para que el canalla pueda mantenerse en la senda victoriosa será necesario que pegue un golpe fuerte sobre la mesa, en un estadio en el que durante muchos años los sinsabores fueron mucho más frecuentes que las alegrías.

El Ciclón se le tornó invencible

Más allá de las dificultades que encontró Central cada vez que le tocó visitar el Nuevo Gasómetro, San Lorenzo se transformó para el canalla en un verdadero dolor de cabeza. Desde el retorno a primera ni siquiera pudo vencerlo en el Gigante. Es al único rival que no pudo doblegar de 2013 hasta hoy. Además de esos nueve encuentros en Capital Federal hubo otros cuatro en Rosario, con dos empates y dos derrotas. En el Inicial 2013 el equipo de Miguel Russo perdió 2-0, un año después, con el mismo DT, fue 1-1. La otra igualdad (0-0) fue en la Superliga 2017/18, con Leo Fernández como técnico, mientras que el último antecedente fue derrota 0-1 (Superliga 2018/19), cuando el equipo era dirigido por Paulo Ferrari. Ultimo triunfo en Arroyito: 1-0 (gol de Emanuel Villa) en el torneo Apertura 2004. El canalla era dirigido por Angel Zof.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

nueve − dos =