El municipio dijo que “en algunas sucursales bancarias las directivas estuvieron mal dadas”

La secretaria de Control y Convivencia, Carolina Labayrú, agregó que también “mucha gente fue a cobrar cuando no le correspondía”.

“Hay gente que vino a cobrar y no le correspondía, y también en algunas sucursales bancarias las directivas estuvieron mal impartidas”, afirmó esta mañana la secretaria de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, Carolina Labayrú.

La funcionaria consignó que frente al desborde gente que hacía cola en el primer día de pago del Ingreso Familiar de Emergencia y de jubilaciones se tuvo que pedir la intervención de la policía para ordenar a la gente.

“Le pedimos a la policía que nos asista porque nos está excediendo la situación”, remarcó Labayrú, y expresó que se resolvió cortar el tránsito en varias calles del microcentro para evitar mayores inconvenientes y preservar el distanciamiento sanitario. “Lo hicimos para que la gente pueda caminar por las calles y no tenga que estar amontonada en las veredas que son muy angostas”, agregó.

Por otra parte, añadió: “Nosotros estamos cubriendo las 76 sucursales bancarias que hay en Rosario y que hoy abrían sus puertas hoy. La gente debe mantener el distanciamiento necesario. Hay muchas personas que vinieron a cobrar y no les correspondía hoy”.

“La gente tiene que entender que tiene que ir al banco cuando le corresponda. El desborde es por eso y porque en algunas sucursales las directivas estuvieron mal impartidas por las autoridades”, afirmó.

“Hemos pedido la intervención de la policía para que nos ayude a ordenar. Nosotros hoy y el lunes vamos a estar diciéndole a la gente que mantenga el distanciamiento, pero es muy difícil ante semejante cantidad de gente. Cuando la cola se empieza a mover un poco, la gente se empieza a amontonar. Es muy complicado”, señaló. .

#MRAudiovisualTeAcopaña

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 7 =