El futuro de Cocca

El contrato del DT finaliza a mediados de año y en Central consideran “prioritario” resolver su continuidad. Todo en medio de la incertidumbre sobre cuándo retornará el fútbol.

El aislamiento obligatorio sigue su curso y las incógnitas se mantienen, en cualquier aspecto en el que se intente hacer algún tipo de análisis. En ese terreno de preguntas sin respuestas el fútbol tiene para entretenerse un largo rato. En Central, por ejemplo, la continuidad de Diego Cocca es uno de los temas sobre los que se deberá trabajar de inmediato, aun en caso de que persista la cuarentena. El técnico es uno de los tantos integrantes del plantel a los que a mediados de año (el 30 de junio) se les termina el contrato. Pero la particularidad de este caso es que a la continuidad o no del entrenador podrían estar atadas algunas otras decisiones.

   Por estos días se está hablando de que aquellos contratos que caducan a mediados de año podrían extenderse de manera automática, teniendo en cuenta las particularidades del momento que se está atravesando, aunque estaría más referido a las situaciones de los futbolistas. No obstante, por ahora nada es oficial, simplemente trascendidos.

   No son pocos los escenarios que se pueden imaginar, pero a ese juego de imaginación en breve los dirigentes canallas deberán llevarlo a un terreno de certidumbres, con actos concretos.

   Es un hecho que el contacto con el cuerpo técnico está y es permanente, pero a la hora de las consultas sobre qué puede suceder con la continuidad del entrenador las respuestas son más bien esquivas o no echan claridad sobre el tema.

   La reanudación del campeonato puede resultar clave y serviría para aclarar mucho más el panorama, pero por como pintan las cosas, el fútbol va camino a tomarse un tiempo más antes de que la pelota vuelva a rodar. Por eso, en caso de que la actividad se reanude recién a mediados de año, la misma sería en el mismo momento en que la dirigencia de Central debe tomar una decisión al respecto sobre el futuro del entrenador.

   Por supuesto que es imposible obviar las sensaciones de Cocca en ese sentido. Lo que el técnico sienta, crea y decida, también será fundamental. Y para muchos en Central, la continuidad de Cocca es “la prioridad” una vez que el panorama se aclare y se pueda comenzar a trabajar sobre las decisiones que tengan que ver pura y exclusivamente con lo deportivo, algo que hoy no sucede.

   ¿Por qué se hace referencia a la importancia de que la vuelta del fútbol puede ser importante en este aspecto? Porque el desempeño del equipo en las fechas que restan disputarse podrían servir para pulir el análisis que seguramente hasta aquí los dirigentes ya tienen, con una opinión formada sobre la labor del entrenador.

   Es difícil pensar que si el fútbol vuelve a mitad de año Cocca decida no continuar, pero es una posibilidad. Es incierto también creer que desde la dirigencia se tome la decisión de que su ciclo terminó, pero es también una de las chances. Por eso la incertidumbre.

   En el medio, un detalle del que nadie puede prescindir y que no debe quedar al margen, y tiene que ver con que antes de que finalizara la Superliga, la dirigencia canalla se había puesto en contacto con el representante de Cocca para charlar sobre una posible extensión del contrato. Fueron conversaciones preliminares, pero dentro de un marco de intenciones claras.

   Fue el propio presidente Rodolfo Di Pollina quien se reunió con Cristian Bragarnik en la oficina del empresario futbolístico el mismo día en que el canalla enfrentó a Argentinos Juniors, en La Paternal. Después de eso llegó el cierre de ese torneo, el rápido comienzo de la Copa Superliga (derrota 1-3 con Colón) ya en medio de las certezas sobre que el fútbol se paraba a raíz de la lucha por el coronavirus.

   Hay muchos otros casos que incluyen finalización de contratos, pero tienen que ver con futbolistas. En esa situación están el goleador Marco Ruben (quizá el que más importe), Sebastián Ribas, Claudio Riaño, Nicolás Colazo y Kevin Gutiérrez.

   Cocca está en contacto permanente con el trabajo que realizan sus colaboradores (principalmente el preparador físico) con el plantel. Aun en tiempos de aislamiento la actividad continúa, pero en poco tiempo llegará el momento de tomar decisiones y ver de qué manera se actúa cuando el contrato del técnico llegue a su fin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =