El fiscal Baclini dijo que las evidencias en contra de Ponce Asahad “son sólidas y contundentes”

El titular del Ministerio Público de la Acusación sostuvo que el caso su subordinado acusado de coimero “es conmocionante, triste y decepcionante”, pero rescató la investigación “rápida” que permite a la institución “autodepurarse”.

“Conmocionante”, “decepcionante”, “triste” fueron los adjetivos que mencionó hoy el fiscal general de Santa Fe, Jorge Baclini, para referirse al caso del fiscal Gustavo Ponce Asahad, en prisión preventiva desde ayer imputado por cobrar del juego ilegal. Y al respecto de las evidencias en contra del funcionario, afirmó que “son sólidas y contundentes”.

La autoridad máxima del Ministerio Público de la Acusación (MPA) se mostró interesado en destacar “la buena investigación que se hizo en muy poco tiempo” y que derivó que el cuestionado funcionario termine en prisión preventiva tras la audiencia de ayer.

“En cinco días se logró mucha evidencia que fue presentada en la audiencia imputativa de ayer. Se trabajó a fondo y esto demuestra que el sistema ha logrado autodepurarse e identificar a los presuntos autores de los delitos para que esto no vuelva a ocurrir”, dijo Baclini.

Ponce Asahad recibió 90 días de prisión preventiva por cohecho y otros delitos. En la audiencia de ayer se declaró inocente y estar devastado. Sin embargo, se mostraron evidencias en video del ilícito atribuido y se anticipó que el ahora exfiscal regional Patricio Serjal será imputado.

>> Leer más: El fiscal Ponce Asahad quedó preso acusado de exigir y recibir coimas

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” de Lt8, el jefe de todos los fiscales de la provincia de Santa Fe remarcó: “La evidencia es bastante sólida y contundente. Habrá que ver cómo es la estrategia defensiva, pero en función de la valoración de los fiscales entendemos que las pruebas son sólidas”.

“Hubo una ingeniería que se puso en marcha para que los involucrados no tomen conocimiento de que ya había declarado y estaba detenido Leonardo Peiti (imputado por juego ilegal). En menos de 48 horas, hubo que trabajar para recopilar la evidencia sobre los dichos de Peiti y así ir cerrando el círculo de la investigación”, añadió Baclini.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis − 5 =