El dólar pulsea contra el poder de fuego del BCRA

La divisa subió ayer por encima de los $ 44. La autoridad monetaria aumentó su intervención en los mercados de futuros. Más riesgo país.

La cotización del dólar desafía la línea de contención del Banco Central. A contramano de los mercados mundiales y a pesar de un nuevo aumento de la tasa de referencia (Leliq), la divisa volvió a superar los $ 44 para la venta minorista. La autoridad monetaria redobló su intervención en el mercado de futuros, en un intento por modificar las expectativas frente a un incremento de la demanda del billete estadounidense, que no encuentra oferta genuina suficiente. La difusión de informes negativos por parte de dos calificadores internacionales no ayudaron a calmar los nervios de los inversores. El riesgo país trepó a 811 puntos.

A contramano de la región y con el impulso de la demanda por cobertura, el dólar volvió a superar ayer los $ 44, hasta tocar su mayor registro en más de un mes, lo que obligó al Banco Central a intervenir fuerte en el mercado de futuros para suavizar la suba. En Rosario cerró a $ 44,11. En el mercado mayorista, la divisa ascendió 21 centavos a $ 42,87. A diferencia de lo que ocurrió el martes, esta vez la divisa operó en sentido contrario a la tendencia exhibida en los mercados de la región.

Según el operador Gustavo Quintan, el “importante volumen” negociado en el mercado de futuros Rofex “parece sugerir que ha comenzado un lento proceso de cierre de posiciones que vencen la semana próxima”.

En el mercado de futuros o se operaron u$s 1.636 millones, 50 por ciento más que el día anterior, y con fuerte intervención del BCRA. Los plazos cortos subieron entre 13 y 20 centavos, acompañando la suba del spot.

Desde ABC Mercado de Cambios advirtieron que, ante la “demanda genuina por coberturas”, los bancos y empresas “notaron la falta de ofertas ya que la exportación cerealera apenas llegó a u$s100 millones diarios”.

El volumen total negociado en el mercado de cambios fue de u$s 783 millones, un 8 por ciento más que el día anterior.

El Banco Central convalidó ayer una nueva suba de tasas de las Leliq (Letras de Liquidez). El costo de ese dinero subió 10 puntos básicos, al finalizar en un promedio de 59,009 por ciento para un total adjudicado de $ 255.808 millones. A partir de esta operatoria se generó una expansión de liquidez de $ 125 millones.

En el segmento informal, el dólar blue subió 35 centavos $ 44,60 según el relevamiento de este medio en cuevas de la city porteña. En tanto, el dólar “contado con liqui” aumentó 43 centavos a $ 43,41. En el mercado de dinero entre bancos, el call money siguió en 58 por ciento.

Las reservas brutas del BCRA volvieron a bajar. Esta vez se redujeron u$s14 millones, para quedar en u$s 68.315 millones.

En un contexto de intranquilidad, el riesgo país se dispara 4 por ciento por incertidumbre política y superó los 800 puntos. El indicador que mide el banco JP Morgan subía a 811 puntos básicos, el nivel más alto desde el 2 de julio.

Los principales bonos nominados en dólares cerraron con bajas generalizadas. El Par lideró los retrocesos, con una merma del 2,3 por ciento. Además, el bono a 100 años cayó un 2 por ciento.

El índice bursátil S&P Merval subió un 1,5 por ciento a 39.782,09 puntos, dominado por los papeles del sector financiero, aunque con un nivel de negocios limitado por la notoria prudencia de los inversores.

El panel líder anotó así su segundo consecutivo, luego de sufrir cuatro caídas en fila. “El comportamiento debe asociarse a un paso al costado de la oferta, que había estado muy fluida hasta el lunes pasado”, analizó un operador. El monto operado en papeles privados cayó un 30 por ciento a $513,8 millones.

En Wall Street, el Nasdaq y el S&P 500 avanzaron 0,9 por ciento y 0,5 por ciento respectivamente. El Dow Jones retrocedió 0,3 por ciento (27.269 puntos).

Consultoras bajan previsión de crecimiento en la región

Un informe de consultoras económicas de Latinoamérica asegura que este año la región registrará un crecimiento nulo, profundizando su rezago respecto al mundo. La Alianza Latinoamericana de Consultoras Económicas (Laeco) proyecta una caída del 0,1% del PBI de la región para 2019. Redujo así en 1,1 punto porcentual la estimación realizada en marzo pasado.

Laeco reúne a las principales firmas de consultoría económica independiente de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela, que explican el 95% del PBI regional.

“El virtual estancamiento produce serios desafíos ya que aminora la creación de empleo y afecta al ingreso per cápita de los habitantes de la región”, advirtieron.

Desde la coalición anticiparon que se repetirían las recesiones en Argentina y en Venezuela, y se sumaría el freno a la expansión en Brasil, México y Ecuador y Uruguay.

En ese mismo sentido, las consultoras indicaron que “las perspectivas de crecimiento del resto de países integrantes no compensarán la pérdida de dinamismo”.

El FMI dijo esta semana publicó que la expansión latinoamericana sería de 0,6% en 2019 y 2,3% en 2020. El Banco Mundial proyecta una expansión en la región entre el 1,7% y 2,5% en 2019 y 2020, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 2 =